martes, 6 diciembre 2022 01:46

Enma López, la defenestrada por Zapatero, se lanza a las primarias sin apoyos

La concejala Enma López pretende lanzarse a la piscina sin aparentes apoyos. Fuentes de su entorno dejan claro que la socialista se quiere presentar a la candidatura para el Ayuntamiento de Madrid en contra del criterio de Ferraz. No tiene apoyos aparentes ni siquiera a nivel interno, pero la concejala se quiere tirar a la piscina porque sabe las consecuencias de quedarse en silencio. La concejala entiende que si no se presenta y deja que traigan a alguien de fuera, como podría ser el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska o las ministras de Justicia o Industria y Turismo, Pilar Llop o María Reyes Maroto, podrá perder todo el peso que tiene en el grupo. Todo esto la ha empujado a lanzarse a unas primarias sin tener ningún apoyo. 

Enma López y Mar Espinar quieren más, pero en Ferraz no están dispuestos a dárselo. Mientras el PSOE prepara su candidato o candidata buscando en el Consejo de Ministros, hay quien aún tiene esperanzas poco fundadas. Mar Espinar y Enma López no se soportan, pero quieren llegar a lo más alto del partido. Mar Espinar no tiene ningún apoyo, pero Enma López se cree que los tiene por su pasado socialista. La concejala que ahora prepara el anuncio de su presentación a las primarias para ser la candidata del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid cree que aún tiene algún que otro amigo en Moncloa. Su pasado con el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, pese a que acabaron mal, la permitió conocer a algunos socialistas que todavía están por el Ejecutivo. Todo esto la ha motivado a sopesar el presentar su candidatura a las primarias, pero en su entorno no piensan lo mismo y son más claros: «está sola».

«está sola»

Cuando se hablaba de que Mercedes González iba a ser la candidata de Pedro Sánchez en el Ayuntamiento, Enma López tenía exactamente las mismas intenciones. Nunca se ha amilanado cuando ha visto que el partido tenía otras prioridades. Tampoco ahora que se habla del aterrizaje de un ministro en la capital. Ella tiene su hoja de ruta y cree que puede convencer a los militantes. El problema es que su proyección no se la cree nadie en la formación hasta el punto de que ni el propio secretario general del PSOE de Madrid la apoya. Sin Juan Lobato, sin Ferraz, sin los propios concejales y sin apoyos de peso en la formación, Enma López se aboca al desastre, pero ella tiene esperanzas.

Salió muy mal parada con Zapatero, pero supo sobrevivir en la formación contra todo pronóstico. También ha sabido coger cierto protagonismo aprovechando las debilidades de Mar Espinar. El problema es que el enfrentamiento entre las dos concejalas ha minado el grupo municipal hasta extremos insospechados; razón por la que desde Ferraz no contemplan que nadie del grupo municipal socialista tenga ningún puesto importante en las próximas listas. 

EL CANDIDATO

En el PSOE de Madrid están algo impresionados. El que iba a ser «casi seguro» el candidato del partido para el Ayuntamiento de Madrid ya no quiere serlo. Luis García Montero no quiere salir en la tele. Ni en la tele ni en ningún medio de comunicación. Este ha sido el motivo por el que el poeta y marido de Almudena Grandes se ha echado atrás en su pretensión a ser el candidato socialista al Consistorio. En el PSOE se ríen y lo lamentan a partes iguales. La idea de que llegara Luis García Montero era de las que menos fricciones generaba. Pero nadie se esperaba que algo tan avanzado se rompiera por la fobia que el poeta tiene a salir en los medios de comunicación. Ahora nadie da por sentado que el marido de Almudena Grandes se vaya a presentar.

Las quinielas se han vuelto a poner encima de la mesa. Es cierto que no hay ningún comunicado oficial sobre el tema, pero Luis García Montero ha protagonizado los cotilleos políticos de las últimas semanas para que luego no saliera absolutamente nada. La razón por la que el poeta ha echado por tierra el avance de todas estas negociaciones tiene que ver con el hecho de que saliera en los medios antes de tiempo. Ya a mediados de septiembre todos los periódicos digitales hablaban de esas negociaciones que mantenía el marido de la ya fallecida escritora Almudena Grandes con el PSOE. Pero que se filtrara empezó a torpedear lo que era algo que daban por hecho incluso los ministros socialistas.