martes, 29 noviembre 2022 06:17

Alcorcón licita un servicio de recaudación de impuestos por 412.000 euros con una plantilla de casi 2.000 personas

El ayuntamiento de Alcorcón, dirigido por Natalia de Andrés, la alcaldesa socialista condenada e inhabilitada para gestionar fondos públicos y privados por quebrar la empresa municipal de la vivienda, EMGIASA, ha licitado un servicio de recaudación de impuestos por 412.000 euros a pesar de contar con una plantilla de casi 1300 trabajadores municipales y más de 500 en ESMASA, la empresa pública de servicios municipales que tiene un coste para las arcas públicas de más de 30 millones de euros anuales.

Este concurso público, llevado a cabo por la condenada e inhabilitada alcaldesa, uno de los de mayor importe convocados por este Consistorio madrileño según la Plataforma de Contratación del Estado, fue anunciado el pasado 14 de septiembre y ha generado mucho malestar entre los vecinos, quienes indican que “no nos explicamos que con un plantilla tan grande, el gobierno municipal tenga que gastarse casi medio millón de euros en recaudar unos impuestos que, en muchos casos, son altísimos para los servicios que tenemos”.

El servicio, según en el pliego de condiciones, exige a las empresas que se presenten, “la prestación de los servicios bancarios, financieros y auxiliares necesarios para llevar a cabo la gestión recaudatoria de los diversos recursos económicos del Ayuntamiento de Alcorcón”, además de que “la entidad adjudicataria, habrá de facilitar al Ayuntamiento cuanto asesoramiento y colaboración técnica e informática sea precisa”.

Además, en este concurso llevado a cabo por la condenada e inhabilitada alcaldesa, se exige que “la entidad gestora remita al Servicio de Recaudación Municipal en el plazo más breve posible, aquellos recibos emitidos que resulten impagados” al tiempo que “su servicio informático y organización bancaria se ponga al servicio del Ayuntamiento con el fin recaudatorio de los tributos e ingresos de derecho público municipales descritos”, como son el Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Naturaleza Rústica,  Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, Impuesto sobre Actividades Económicas y Tasas por Entrada de Vehículos. 

Otros vecinos consultados por este diario se han mostrado sorprendidos “por que un Gobierno socialista, obsesionado con la municipalización de los servicios, privatice la recaudación de los impuestos del Consistorio. Quizás esto sea la mayor demostración de la hipocresía voracidad fiscal del actual equipo de Gobierno”.