lunes, 24 junio 2024

Las asociaciones animalistas piden que se hagan controles antidoping a los cazadores

Los cazadores podrían empezar a tener que pasar controles antidoping. Se trata de una medida que está proponiendo la Fundación Franz Weber ha advertido que la consideración legal de la caza como «disciplina deportiva federada» debería llevar aparejadas medidas de vigilancia, entre las que se encuentran los controles anti-doping. Además, han asegurado que muy pocas leyes autonómicas hacen referencia alguna al consumo de bebidas alcohólicas ni estupefacientes. Es decir, que esta asociación está pidiendo que se lleven a cabo estas medias contra el colectivo cinegético, dado que considera que es necesario controlar estas prácticas para evitar que no se llevan a cabo bajo el efecto de distintas sustancias o bebidas alcohólicas.

La Fundación Franz Weber lleva tiempo recabando datos sobre las consecuencias que pueden tener los efectos del alcohol y sustancias estupefacientes en las prácticas cinegéticas. Desde 2007 en España se han producido 125 víctimas mortales como consecuencia de la caza y más de 700 personas lesionadas de diversa consideración para una actividad que practica menos del 2% de la población. Estos son algunos de los datos que maneja esta fundación, quienes consideran que estos datos son consecuencia del consumo de bebidas alcohólicas y otras sustancias estupefacientes. Sin embargo, el consumos de dichos productos no está detallado en ninguna de las normas autonómicas.

Las únicas regiones que hacen referencia en sus leyes al consumo de alcohol o drogas son Euskadi, Baleares y Galicia, y en esta última ni siquiera se establecen los medios técnicos y humanos necesarios para facilitar estas pruebas, con lo que en la práctica la situación es la misma. Por este motivo, la Fundación Franz Weber está pidiendo al Gobierno y las autoridades competentes tomar medidas respecto a estas cuestiones y que se impongan controles antes de llevar a cabo estas actividades cinegéticas.

las asociaciones quieren que los cazadores pasen test de drogas y alcohol

Sin embargo, según destacan desde la fundación, ni Moncloa ni el Consejo Superior de Deportes (CSD) «ni mucho menos los lobbies procaza» han desarrollado protocolo alguno para desarrollar controles de alcoholemia y de drogas. Además, aseguran que estas actuaciones podrían ser fácilmente asumidas por los respectivos cuerpos autonómicos de Agentes Medioambientales y su estrategia se podría establecer en la propia normativa autonómica sobre batidas. Y es que, con la temporada de caza en marcha en todos los territorios, la Fundación Franz Weber ha asegurado que los naturalistas denuncian que las administraciones públicas ignoran deliberadamente el consumo de bebidas alcohólicas que se da en estos contextos, señalando que la única tasa aceptable mientras se portan armas debería ser cero.

Lo que está claro es que los controles antidoping podrían llegar muy pronto a la actividad cinegética. Puede que dentro de poco, los cazadores ya no podrán ir a matar animales para decorar el salón de sus casas con las cabezas de las especies como si fueran trofeos bajo los efectos del alcohol o las drogas. Aunque no es lo único que podría cambiar, ya que las asociaciones cinegéticas también están tratando de recabar datos sobre el número de animales de caza maltratados y abandonados. En especial los perros, que son los animales que más usan los cazadores en las actividades cinegéticas.

LOS CAZADORES ESTÁN ASUSTADOS PORQUE LAS ASOCIACIONES CONTROLARÁN EL NÚMERO DE ANIMALES DE CAZA MALTRATADOS

Los cazadores llevan tiempo en pie de guerra desde que se aprobó la Ley de Protección animal a principios de noviembre. Y es que, esta nueva normativa prohíbe que se utilicen animales en prácticas en las que pueden ser maltratados como la caza y, en particular las rehalas. Sin embargo, ahora distintas asociaciones han puesto en marcha una nueva campaña con el fin de controlar el número de perros de caza maltratados. Distintos colectivos animalistas han decidido crear un correo donde las asociaciones puede hacer llevar las cifras de animales maltratados y abandonados, en particular ponen el foco en los perros que se utilizan para caza y que en muchas ocasiones pueden resultar malheridos. Algo que no ha gustado nada a los cazadores dado que saben que con la nueva normativa y estas listas las rehalas se han acabado para ellos. Así, los miembros del colectivos cinegético están asustados porque la nueva iniciativa que busca controlar el número de perros de caza maltratados podría volverse en su contra.

La Real Federación Española de Caza (RFEC) y las Federaciones Autonómicas de caza han decidido denunciar la última iniciativa que están promoviendo los colectivos animalistas. Y es que, estos grupos quieren para recabar cifras de perros de caza abandonados y maltratados. Para ello han creado un correo electrónico, campanaperrosdecaza@gmail.com donde las protectoras y las distintas entidades animalistas podrán enviar los datos de perros de caza recogidos por las propias protectoras durante los últimos cinco años. Sin embargo, esta iniciativa no ha sentado nada bien a los cazadores, dado que saben que esto podría suponer el fin de la utilización de perros en sus actividades cinegéticas.