martes, 29 noviembre 2022 05:23

Pedro Castro, el eterno exalcalde de Getafe, «apollará» (sic) a Pedro Sánchez

El exalcalde de Getafe Pedro Castro es muy activo en Twitter. Quizá demasiado. Tanto tuit te puede jugar una mala pasada. Aún así, no ha tenido ningún problema en demostrar a su presidente que está más que dispuesto a «apollarle» (sic) pase lo que pase. El regidor ha pasado a un tercer plano desde que dejó la alcaldía. Pero sigue haciendo su labor como militante dando su total «apollo» (sic) al partido, al Gobierno y al propio Pedro Sánchez. Este político de la vieja guardia socialista no ha cejado en su empeño de «apollar» (sic) a su partido pese a que dejó la política activa hace ya unos años.

A Pedro Castro le ha costado desengancharse de la política. Es hiperactivo en Twitter, pero no tanto con la lectura activa. Tanto es así, que puede inundar de tuits y retuits una mañana desde teléfono móvil con decenas de mensajes de «apollo» (sic) a su partido o a los candidatos socialistas de Getafe. Pese a que Pedro Castro fue el alcalde de esta ciudad entre 1983 y 2011, parece haberse convertido en una especie de regidor emérito al que todos recurren cuando hay algún problema en la ciudad. Eso de limitar los mandatos no iba con Pedro Castro. Es uno de los alcaldes con más años como regidor a sus espaldas.

Pedro Castro se mete en todos los sitios en los que pueda chupar algo de cámara. Dejar la política tras 28 años no es un paso fácil de dar para nadie. Y menos para uno de los principales «apollos» (sic) socialistas de Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno. «La derecha y sectores económicos están desarrollando una fuerte presión para que el Gobierno no suba las pensiones Nos toca salir a la calle para apollar al Gobierno en su apuesta», dijo hace unos días dejando clara su postura respecto a las posibles críticas internas al presidente. Sin embargo, su tuit le pasó factura por algún que otro error ortográfico que no parece una errata.

Pedro Castro, aún así, sabe que su peso político está en Getafe pese a que ha intentado llamar varias veces la atención de la cúpula del PSOE. Tanto es así que incluso se ha permitido el lujo de buscar titulares firmando una carta ante el «clima de odio» de su ciudad por estar «profundamente preocupados por el deterioro de la convivencia y el clima de odio que, con motivo de las elecciones autonómicas, se está poniendo de manifiesto en nuestra comunidad y donde las amenazas de muerte a distintos políticos son un exponente». Todo vale con tal de sacar alguna foto.

Aún así, y pese a que no ha conseguido grandes logros desde fuera de la política (ni como presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, cargo que ostentó desde 2007 hasta que dejó la alcaldía), en el PSOE le tienen muy en cuenta. Aunque solo sea por su hiperactividad en Twitter, los socialistas de base y los que ahora rodean a Juan Lobato, secretario general del PSOE de Madrid, saben que Pedro Castro se ha convertido en el perejil de todas las salsas en los asuntos que tienen que ver con los municipios del sur de la Comunidad de Madrid.