martes, 6 diciembre 2022 00:59

Podemos contrata a un diseñador «de derechas» para crear su «nuevo logo»

Podemos lo está dando todo para resurgir dentro de la política española y preparando el terreno de cara a las elecciones municipales y autonómicas, y aprovechó el último día de su acto «La uni de otoño» para relanzar la imagen gráfica del partido, con un nuevo color y con la frase «La fuerza que transforma», en un cartel que invita a sus seguidores a mirar hacia «la derecha».

La nueva imagen, que fue colgada en la cuenta de Twitter del partido morado, está elaborada con letras mayúsculas en un texto partido en cuatro líneas, acompañado de sendas flechas que señalan hacia al lado derecho. Con esta nueva identidad digital queda en evidencia que los líderes de Podemos no tienen mucho conocimiento de lo que es la simbología dentro del diseño, pues para ser un partido de izquierda, no está muy acorde el uso de flechas señalando hacia la derecha.

En este punto, todavía no se sabe quién ha sido el «genio» que ideo la nueva identidad gráfica de los morados, pero su enfoque estuvo puesto en utilizar un tono morado mucho más suave que el que tenía la agrupación política y a partir de ahora, la fuente del logo principal de la organización irá con la primera letra en mayúscula y las demás en minúscula.

Sin embargo, continúan utilizando las letras mayúsculas en sus cuentas de redes sociales, donde solo se han limitado a cambiar el tono del morado. En líneas generales, para sus seguidores ha sido positivo el cambio y de hecho, desde alguna de sus cuentas regionales los CM les escribieron para pedirles que les enviaran el nuevo manual de identidad con los recursos editables para que puedan ser utilizados por los responsables de comunicación de la organización política, en las diferentes ciudades.

Con la nueva imagen gráfica del Podemos, el partido da el pistoletazo de salida para lo que será el anuncio de las listas que serán conformadas a partir elecciones primarias que estuvieron haciendo hasta el pasado 3 de noviembre y cuyos resultados se darían a conocer, de acuerdo con el calendario que habían hecho público, este mismo domingo 4 de noviembre.

El evento «La uni de otoño» fue el escenario para el «relanzamiento» del partido y le dio la tribuna a Pablo Iglesias para arremeter contra la vicepresidenta de Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con su proyecto político Sumar, que hasta ahora ni ha volteado a mirar a los morados, a pesar de que en reiteradas oportunidades, muchos de sus portavoces han manifestado públicamente, la intención de apoyar a Díaz como candidata para las elecciones generales.

Podemos tuvo un fin de semana agitado, pues no solo tuvieron el evento de la Universidad Complutense e Madrid, sino que Palo Iglesias drenó toda su furia contra Yolanda Díaz, a quien le pidió respeto para el partido, y hasta le dio tiempo para fundirse en un tórrido beso con su ex mujer, la ministra de Igualdad, Irene Montero, y el lanzamiento de la nueva identidad gráfica de la organización política, que apunta sus flechas a la derecha.

En el encuentro también estuvo presente Juan Carlos Monedero, quien no perdió la oportunidad para alabar el triunfo de los presidentes latinoamericanos Gustavo Petro, en Colombia, y Luiz Inacio «Lula da Silva, en Brasil, y llegó a decir que Podemos es una «fábrica de amor«, mientras alertó a los seguidores de la necesidad de ser constantes en cuanto al pensamiento y las intenciones del partido morado.

Para los seguidores de Podemos, lo único que ha debido quedar claro, tras este fin de semana, es que a pesar de que Pablo Iglesias no se cuenta como el líder absoluto del partido, sigue teniendo gran influencia dentro de la organización y que sigue sin permitir que surjan nuevos liderazgos masculinos dentro de la organización de izquierda.

Mientras los demás portavoces de la organización política de izquierdas dedicaron sus discursos a tratar de sacar adelante un proyecto que deje huella, Iglesias se limitó a confrontar con Yolanda Díaz, dejando claro que Podemos no le servirá de muleta para que concrete su proyecto político con el cual la ministra de Trabajo ha señalado que no piensa participar en las elecciones municipales y autonómicas que se celebrarán en mayo del próximo año.

Ahora quedará pendiente cuál será la posición de los demás miembros del partido que antes habían salido a darle espaldarazos a Díaz, a quien inicialmente la ubicaban como la candidata a la que apoyaría el partido morado en las elecciones generales que se realizarán a finales del próximo año.

Lo cierto es que Podemos no atraviesa uno de sus mejores momentos políticos, pues se han quedado escasos de liderazgos y la estrategia la están centrando en tratar de convencer a las nuevas generaciones de que el camino de la izquierda es lo más conveniente para España, en estos momentos, pero saben lo complicado que será lograr unos buenos números, pues en las encuestas las cifras les resultan poco favorables.