martes, 6 diciembre 2022 02:07

El rápido desgaste de Feijóo aleja al PNV del PP con la excusa de Vox

Alberto Núñez Feijóo se ha estrenado como líder de la oposición con una ronda con líderes de formaciones que en el pasado llegaron a acuerdos con el Partido Popular. El dirigente gallego se ha visto, entre otros, con el PNV. 

En Génova 13 quieren pasar página ante los jeltzales, que en 2018 descabalgaron a Mariano Rajoy de La Moncloa tan solo unos días después de aprobarle sus presupuestos. Y para ello Núñez Feijóo se vio con el presidente del Euzkadi Buru Batzar, Andoni Ortuzar.

Y, al menos, acordaron un comunicado conjunto: «Dicho encuentro ha permitido confirmar diferencias ideológicas y programáticas notables, pero también respeto institucional entre dos partidos acostumbrados a tener responsabilidades de gobierno». 

Ortuzar ya advirtió hace unos meses que se iba a ver con el líder gallego: «He hablado con él. Hay que reunirse con todo el mundo y estaremos con Feijóo, pero a nosotros nos gustaría, antes de reunirnos, ver qué PP viene. Lo que está pasando en Castilla y León nos preocupa muchísimo. Esa connivencia y compartir gobierno con Vox es muy, muy grave. Eso va a lastrar las relaciones con el PP. Si esa es la política de futuro de Feijóo, el margen con el PNV va a ser estrechito».

«Hay que hacer un análisis global y darle tiempo a Feijóo, porque en Castilla y León se han hecho las cosas mal multibanda. El PSOE se podría haber movido más para que Vox no fuera necesario. Al PP y al PSOE les pasa algo parecido: en lugar de mirar a Vox como un peligro potencial, lo ven como un cooperante necesario para sus fines a corto plazo. El PP piensa que, si quiere llegar a La Moncloa, de momento no puede en solitario y no quiere indisponerse con Vox», aseguró.

El dirigente vasco también lanzó un dardo contra Pedro Sánchez: «Y el PSOE piensa que, mientras el PP esté enredado en la relación con Vox, él va a ser la referencia del centro. Los dos meten a Vox en la ecuación, y es un error grave. Lo que habría que haber hecho es un acuerdo de mínimos en virtud del cual Vox no fuera necesario y no pudiera condicionar la situación».

EL PNV ADVIERTE EL DESGASTE EXPRESS DE FEIJÓO

Feijóo saltó a Madrid con la vitola de serio y ganador, pero la capital parece estar comiéndoselo de forma exprés. Esta situación está invitando al PNV a alejarse del PP, en parte porque el PSE de la mano de su nuevo líder, Eneko Andueza, ha decidido dejar de estimular la conformación de acuerdos tripartitos de corte progresista con Euskal Herria Bildu y la marca vasca de Unidas Podemos.

Ortuzar se muestra crítico con el PSOE a nivel estatal y afirma que el Gobierno de España «vive entre abrumado y cómodo, aunque parezca una contradicción. Vive abrumado porque los problemas que hay hacen que esté sometido a constantes ataques. Pero, al mismo tiempo, a los que somos socios, al ver a la extrema derecha tan combativa, nos hace tener que alinearnos casi acríticamente con el Gobierno. Entonces, el Gobierno está cómodo». 

«Las votaciones se las sacamos adelante. Sí les hice la reflexión de que esa comodidad es ficticia, porque los socios necesitamos que se cumpla la palabra dada y se avance. Y no solo hablo de los compromisos con el autogobierno o las transferencias, sino también de la Ley Mordaza. Luego están las leyes en las que quieren entrar como un elefante en una cacharrería desde el punto de vista del autogobierno, como la del Deporte o la de Vivienda. No puede pensar el Gobierno que se las vamos a aprobar porque, si no, vendría la extrema derecha», asegura.

Lo cierto es que en las filas socialistas hay cierta tranquilidad respecto al PNV, que gobierna en las tres capitales y diputaciones de Euskadi gracias al apoyo del PSE. A cambio, el PSN-PSOE lidera el Gobierno de Navarra con el apoyo de una coalición fundada e integrada por el PNV, Geroa Bai. 

Andoni Ortuzar puede utilizar la excusa del centralista Vox para abstenerse de formar pactos con el PP, más si cabe cuando las encuestas empiezan a complicarse para Feijóo.