jueves, 8 diciembre 2022 22:44

La guerra con Podemos empuja a IU a acercarse a sus exaliados de Compromís

Izquierda Unida ha comenzado a tener contactos con Más Madrid y Compromís de espaldas a Podemos, que podría intentar salvar representación en solitario en las próximas elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana.

Compromís ha dejado claro que no está dispuesto a renunciar a su marca a cambio de hacerle hueco a sus exaliados de Izquierda Unida, que a priori no exigirían más que algún hueco en los puestos de salida de la lista electoral. 

MALOS MOMENTOS PARA COMPROMÍS

La formación nacionalista no pasa por sus mejores momentos tras la dimisión de Mónica Oltra como vicepresidenta tras ser acusada de ocultar los abusos sexuales de su exmarido a una menor tutelada por la Generalitat Valenciana.

Oltra ha designado a su sustituta, Aitana Mas, que también forma parte del socio minoritario y menos nacionalista de Compromís: Iniciativa del Poble Valencià. Mas se ha estrenado echando del Gobierno a una consejera de su partido, Mireia Mollà, que hacía sombra al sector de Oltra en Alicante. 

El exjefe del Gabinete de Oltra avaló la decisión: «Siempre me ha resultado curioso que cuando alguien es nombrado para una responsabilidad no pregunta el motivo y agradece el nombramiento. En cambio, cuando es cesado, muchas veces exige toda clase de explicaciones».

La yaexconsejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Comunidad Valenciana asegura que Compromís tenía dos formas de afrontar su crisis: «Siendo más auténticos y reforzar la fórmula de éxito o mirarnos el ombligo».

«La primera significaba reforzar los liderazgos plurales. Eso da la sensación de apertura, de ampliar y sumar, que era la fórmula de éxito de Compromís. Las últimas decisiones que se están tomando consisten en mirarse el ombligo y nos alejan de la política», añade.

Mollà en eldiario.es prefirió no señalar a Oltra por su caída: «Creo que está centrada en un momento delicado, en un proceso judicial muy difícil. Nadie me ha dicho que ella esté detrás. No sé si alguien la quiere reivindicar como propia; si nadie quiere hacerse cargo de la decisión, da cuenta de que no era muy buena».

La exconsejera asegura sobre la salida de Oltra que «en la vertiente política ha sido muy dura para Iniciativa y para Compromís. En la vertiente personal, también. Hemos caminado durante estos 15 años por un camino muy duro y que ha generado sinergias personales muy fuertes. Porque, si no, ese camino tan duro no se podría haber hecho. Lo personal y lo humano también entran ahí. Decíamos que íbamos a transitar por los afectos y lo hemos hecho. En lo político es un golpe muy grande, claro que sí. Nadie discute, y eso es inapelable, que Mónica Oltra ha sido un valor político impagable, inmejorable de la política valenciana».

IU Y EL BLOC PODRÍAN VOLVER A ENTENDERSE

La parte mayoritaria de Compromís es Més Compromís. Esta formación liderada por Joan Baldoví y anteriormente conocida por el Bloc Nacionalista Valencià estuvo fuera de les Corts durante varias legislaturas al no alcanzar por la mínima el 5% del voto exigido para obtener representación.

Esta situación cambió en 2007 cuando el brazo valenciano de IU, Esquerra Unida, impulsó la creación de Compromís para intentar tumbar la mayoría del PP de Francico Camps, que mejoró su mayoría en la Comunidad Valenciana. 

Este revés electoral agrió las relaciones entre Esquerra Unida con sus dos principales socios: su escisión identitaria (Iniciativa) y los nacionalistas del Bloc, que echaron a la histórica Glòria Marcos como portavoz y tomaron el control de Compromís pel País Valencia, del que acabaron saliendo los miembros de IU.

En 2011 Compromís sorpassó al brazo valenciano de IU y en 2015, con Oltra convertida en azote de la corrupción del PP, se convirtió en fuerza de Gobierno mientras sus exaliados se quedaban fuera de les Corts tras no formar alianza con Podemos.