jueves, 8 diciembre 2022 03:34

Margarita Robles mejora el Ejército: así son los lavaderos eco que temen los enemigos

El Ministerio de Defensa se ha «aprovechado» de la guerra de Ucrania. Al menos, en parámetros económicos. Algo que el departamento de Margarita Robles aprovechará para «intimidar» al enemigo; en concreto, a través de la instalación de varios lavaderos eco en diversas bases militares españolas. Una inversión de cerca de 400.000 euros que saldrá de las arcas de Defensa, y que estará destinada a hacer «relucir» el parque móvil de las Fuerzas Armadas españolas, que no tendrá una aparente pronta renovación.

Desde hace meses, Ucrania mantiene un conflicto armado de gran envergadura con las fuerzas militares rusas, debido a los intereses de Vladimir Putin de anexionar los terrenos ucranianos a Rusia, que provocaron el inicio de la guerra en el pasado mes de febrero. Un enfrentamiento bélico que ha llevado a las principales instituciones supranacionales, así como a sus países miembros, a reforzar su potencia militar.

En el caso de España, era el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien aseguraba ante el resto de líderes de la OTAN que el país aumentaría su gasto militar, comprometiendo un 2% del PIB nacional a este fin. En concreto, los Presupuestos Generales del Estado de España para 2023 aumentan el presupuesto para Defensa en un 26,3%, lo que supondrá una cifra total de 12.825 millones de euros para el departamento de Margarita Robles de cara al próximo año.

Una cifra que implicará un nuevo poder adquisitivo para renovar y reforzar las Fuerzas Armadas. O, al menos, para hacer que el actual parque móvil militar dependiente del Ministerio de Defensa luzca más brillante y «sostenible» que nunca. Y es que, tal y como ha podido saber este diario, el departamento de Robles no ha dudado en invertir cerca de 400.000 en unos «lavaderos eco» que temerán todos los enemigos del país.

LAVADEROS ECO PARA «LAVAR LA IMAGEN» DE LAS FUERZAS ARMADAS

Así pues, tal y como ha podido saber Moncloa.com, el Ministerio de Defensa ha habilitado diversos contratos para «la instalación de diversas subinstalaciones que conformen un lavadero para vehículos pesados y ligeros». Lavaderos «eco» que se instalarán en la base Conde de Gazola, León, así como en la Base Jaime I de Valencia, y la Base Aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid. Contratos que han sido gestionados desde la Jefatura de la Sección de Asuntos Económicos de la Unidad Militar de Emergencias, y que contemplan un gasto público de más de 130.000 euros por la instalación de cada uno de estos lavaderos ecológicos para el parque móvil militar.

«El primer requisito será la instalación de una primera subinstalación compuesta por dos hidrolimpiadoras» destacan los documentos oficiales del Ministerio de Defensa. Un requisito que permitirá la limpieza de los vehículos pesados y ligeros de las FAS. Como segundo requisito, el contrato estipula la instalación de un «arco para lavado de los bajos de los vehículos a alta presión».

Del mismo modo, el contrato establece otros requisitos del lavado de estos vehículos, así como el uso de diversos productos químicos para este proceso. Un proceso con elementos químicos que, tal y como establecen los documentos a los que ha tenido acceso este diario, deberá contener un sistema propio de «tratamiento y reciclaje de aguas, mediante métodos de sedimentación de lodos y arenas, aireación para tratamiento biológico y depósitos de filtrado».

Proceso de lavado de los vehículos ligeros y pesados de las Fuerzas Armadas españolas que costará cerca de 500.000 euros a las arcas públicas de Ministerio de Defensa de Margarita Robles. Así pues, cada una de estas instalaciones en las bases militares está valorada alrededor de los 130.000 euros sin impuestos, ascendiendo a los más de 150.000 euros con IVA. Un precio que el departamento de la socialista parece estar dispuesto a pagar para conseguir un futuro «brillante» de las Fuerzas Armadas españolas.

ROBLES SE DESHACE DE LA «CHATARRA» EN UCRANIA

Un «lavado de cara» de las Fuerzas Armadas que también incluirá, según las propias declaraciones del Ministerio de Defensa, la adquisición de nuevos instrumentos para la defensa nacional del país. Especialmente, en el caso del Ejército del Aire, que contará con nuevos aviones de combate en los próximos años, sin que aún se haya hecho público qué modelo será el finalmente escogido por el departamento de Margarita Robles.

Departamento que se ha visto envuelto en polémica en los últimos meses de guerra de Ucrania, debido a los envíos de material militar al país aliado por parte de España. Especialmente, tras la decisión de Robles de enviar al ejército de Zelenski varios tanques militares considerados por «chatarra» a nivel internacional. Un envío que luego intentó ser solventado desde Defensa que, a pesar de estas promesas de renovación, parece tener aún muchos cadáveres armamentísticos en el armario de los que ocuparse antes de que se oxiden al completo.