viernes, 9 diciembre 2022 00:45

La política madrileña se obsesiona con las fotos de las «fiestas» del doctor Ángel Martín

El doctor Ángel Martín, dueño de la reconocida Clínica Menorca, se ha convertido en una sensación dentro de la élite madrileña. Sus barbacoas, comidas y esos famosos aperitivos en Pozuelo se han vuelto en una parte importante también dentro de la política de la capital. Personalidades tanto del Ayuntamiento de Madrid como de la Comunidad acuden de forma «asidua» a estos encuentros casuales en los que te puedes topar tanto con un futbolista de élite como Sergio Ramos como con un tenista reconocido como Feliciano López. Lo curioso es que los eventos del doctor Ángel Martín han pasado de ser divertidas reuniones desenfadadas a un síntoma de estatus político en Madrid. Si el doctor te invita a una de sus barbacoas, no solo podrás codearte con la élite deportiva, cultural y política, sino que es un reflejo de que vas por el buen camino.

Las fiestas, comidas, barbacoas y guateques veraniegos del doctor son el nuevo y distendido palco del Santiago Bernabéu. Una versión edulcorada de esos encuentros organizados bajo el amparo de Florentino Pérez. Hay algunos «organizadores» de la Federación de Fútbol que han intentado hacer lo mismo en discretas bodegas de pueblos apartados, pero nadie lo hace como Ángel Martín. La nueva moda a la que se han apuntado los políticos de primera (y segunda) línea madrileños tiene que ver con estos eventos fuera de carta y con «cotillear» el Instagram para ver quién tiene mejores contactos y quién aparece rodeado de la élite deportiva y empresarial. Lo curioso es que Ángel Martín bien podría cobrar entrada, pues entre algunos directores generales y otros consejeros se dan «tortas» con tal de acudir y aparecer en una de estas barbacoas.

Ver a Feliciano, a Nadal o incluso a Ramos paseando por la casa de Ángel Martín en Pozuelo es normal

Ver a Feliciano, a Rafa Nadal o incluso a Sergio Ramos paseando por la casa de Ángel Martín en Pozuelo es normal. Lo que no era tan común era que se hiciera popular entre la política madrileña el acudir a estos encuentros. Son comunes. Juntar a extraños compañeros de cama en una misma sala regada con algo de vino para estrechar lazos y hacer contactos no es algo nuevo. Hay muchos organizadores amateur en Madrid que así lo intentan. Sin embargo, el dueño de la Clínica Menorca es quien ha sabido mantener a todos los políticos madrileños en unos niveles de dependencia y tensión sin precedentes.

Para el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, acudir a los encuentros del doctor Ángel Martín se ha convertido en un deporte nacional. Es cierto que el doctor tiene cierta fijación por la élite deportiva. Desde Iker Casillas hasta Gil Marín, ver a deportistas famosos, cantantes o reconocidas personalidades del mundo empresarial junto a Martín es algo común. Lo que no lo era tanto era ver al alcalde de la capital de forma tan frecuente en estos eventos a los que ahora intentan acudir todos los políticos que tienen más aspiraciones que vivir de la administración. El alcalde ya es un VIP, pero los hay que intentan juntarse al regidor colándose en las fiestas. Si el doctor Ángel Martín te invita y tienes la suerte de aparecer en alguna foto de su Instagram, tienes más posibilidades de crecer. O al menos es la leyenda urbana que circula en Sol y en Cibeles.

Captura de pantalla 2022 10 24 a las 11.41.19 Moncloa

No es solo por los encuentros y el estatus, sino también por los periodistas. No es que encontrarte con Bertín Osborne sea plato de mal gusto, pero lo cierto es que la élite periodística también tiene el privilegio de acudir a algunos de los eventos del doctor Ángel Martín. Para los políticos populares, encontrarte con Federico Jiménez Losantos o con algún que otro periodista de Trece TV no deja de ser una ventana de oportunidad. Pero con el mero hecho de que te vean en un evento del doctor, lo tienes todo hecho.

De momento, el poder ir a eventos cerrados es algo solo al alcance de algún consejero o del propio alcalde. Pero donde sí se ha abierto la veda es en las fiestas que organiza en Pozuelo. En las últimas celebradas este verano, más de un político ha querido colarse. Lo que en un momento era la comidilla del lunes se ha convertido en una pequeña obsesión entre los políticos madrileños hasta el extremo de que tener el «privilegio» de disponer de una invitación del doctor (aunque sea un +1) es la nueva invitación al palco del Bernabéu. De momento, el único que tiene vía libre es el alcalde de la capital.