jueves, 8 diciembre 2022 04:57

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de alquilar una furgoneta?

Cada vez es más común alquilar una furgoneta, pues con los precios de los pisos al alza nos cambiamos a zonas más económicas y en los coches actuales no cabe apenas nada, de modo que nos hacen falta vehículos grandes en los que cargar nuestras pertenencias.

Por eso, alquilar furgonetas bilbao puede ser una buena solución en muchos momentos, pero antes de hacerlo hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones para que la experiencia sea la mejor.

Siempre debemos optar por la furgoneta más pequeña

Cuando nos ponemos a mirar las webs con el fin de alquilar furgonetas la coruña, nos damos cuenta de que hay varios modelos con tamaños y alturas distintas, pues incluso podemos optar por una carrozada, de las que parecen un pequeño camión.

Aquí, lo mejor es pensar bien qué tamaño necesitamos, puesto que cuanto más grandes y altas sean más diésel consumirán, algo que es muy importante si vamos a hacer un viaje largo.

Con el gasoil en máximos históricos, y cientos de km por delante, la diferencia entre el gasto en combustible de una furgoneta pequeña y una carrozada es enorme, de decenas de euros o incluso más dependiendo del viaje, la carga y la orografía.

Además, las furgonetas bajas son más cómodas a la hora de meter los bultos, mientras que las carrozadas son peores en este aspecto por su altura, dándonos a cambio más capacidad.

¿La empresa nos pone límite de km?

Alquilar furgonetas granada tiene precios muy diferentes dependiendo de la empresa con la que lo hagamos, pero cuando el coste es muy bajo hay que mirar bien si nos ponen un límite de km diario.

Es muy común que haya un máximo de 200 km, lo que es un inconveniente serio si vamos a sobrepasarlos, pues habrá que pagar un extra por cada km que puede hacer rentable alquilarla dos días, aunque solo la vayamos a usar uno.

Por eso, siempre conviene pagar algo más por no tener esta limitación, pues nunca sabemos qué nos deparará la carretera y si tendremos que dar un rodeo largo por un atasco, obras, un accidente, porque nos hemos perdido, etc.

¿Qué tipo de seguro incluye el alquiler?

Cuando conducimos un vehículo somos responsables de lo que pase. Por eso, muchos tenemos seguros a todo riesgo en nuestros coches que nos cubren por completo, aunque los culpables del accidente seamos nosotros.

De este modo, es importante saber qué tipo de póliza lleva la furgoneta, más aún si no estamos acostumbrados a conducir vehículos de grandes dimensiones.

Suelen tener seguros básicos a terceros, de modo que hay que preguntar si se puede ampliar a un todo riesgo, una posibilidad que se nos suele dar pagando un pequeño extra que merece mucho la pena, pues iremos más tranquilos y nos ahorraremos más de un disgusto.

Todos podemos pasar por la tesitura de necesitar una furgoneta para mover unos muebles que hemos comprado, hacer una pequeña mudanza o trasladar cualquier objeto voluminoso. Para ello podemos alquilar una, siempre siguiendo los consejos que hemos visto, haciendo así que la experiencia sea la mejor posible.