lunes, 5 diciembre 2022 22:26

Rafael Catalá denuncia al Ayuntamiento de Madrid por sufrir un accidente en moto

El exministro de Justicia apuesta fuerte. Circular por Madrid no siempre es fácil, y menos si es en moto. Aún así, quien también fue ministro de Fomento es muy dado a maniobrar por la capital con su BMW R1200C, una moto tipo custom que no siempre ha tenido la suerte de agarrarse bien al asfalto. A falta de determinar la causa, Rafael Catalá sufrió un accidente mientras circulaba montado en su moto en pleno Madrid. El resultado, lesiones traumatológicas. El problema es que, insatisfecho por la falta de culpables, el exministro de Justicia ha decidido ni más ni menos que denunciar al Ayuntamiento de Madrid por responsabilidad patrimonial. Desde el Consistorio se resisten a dar aclaraciones, pero no es la primera noticia que tienen sobre este siniestro y sobre las reclamaciones de Rafael Catalá, quien considera que la culpa de que se cayera de su BMW R1200C la tiene el mal mantenimiento del asfalto en la capital. Allá penas cualquier sentimiento de lealtad o amistad a Martínez-Almeida, a su partido, el PP, o incluso a la Administración.

Para el exministro de Justicia no es tan complicado presentar una denuncia por responsabilidad patrimonial. Este tipo de demandas son las que se presentan cuando alguien tiene un accidente por una alcantarilla mal cerrada o por una acera en mal estado. Algunas se ganan y otras no, pero no es tan usual que se presenten por un accidente en moto por el mal estado del asfalto. Aún así, Rafael Catalá, un político muy ligado aún a la política madrileña y especialmente vinculado al Partido Popular que rige la Comunidad de Madrid, no ha tenido dudas a la hora de considerar que la culpa de su accidente en moto fue del mal estado del asfalto de Madrid. El Ayuntamiento de la capital lleva tiempo lidiando con este problema, pues Rafael Catalá reclamó la responsabilidad del Consistorio antes de presentar la denuncia; pero dado que no salieron las cosas como esperaba, el exministro de Justicia ha tirado por la vía legal.

El Consistorio de momento se mantiene firme y ha asegurado a MONCLOA.com que se está tratando la queja «como con cualquier otra reclamación que presenta un ciudadano» y ha insistido en que «al igual que se hace en todos los casos, no harán valoraciones». El exministro de Justicia, por su parte, está absolutamente convencido de que solo pudo perder el control de su BMW R1200C debido a que el asfalto estaba mal, no a su pericia como piloto de motos de alta cilindrada. Sin embargo, el Consistorio le ha remitido a Catalá la respuesta escueta de que ellos no son los responsables de este accidente que acabó con el exministro lesionado.

El Área de Obras y Equipamientos está desarrollando la Operación Asfalto 2022, una medida estrella que cuesta 62,2 millones de euros con la que «se va a mejorar el pavimento de 1.080 calles de los 21 distritos de la capital, lo que supone una superficie de cuatro millones de metros cuadrados». Este dato ha servido a Rafael Catalá para aferrarse cual clavo ardiendo a la idea de que el pavimento de Madrid está, en general, en mal estado. De momento no se ha quejado de las marcas viales, esas que con lluvia de por medio convierten las calles de la capital en una pista de patinaje sobre hielo (siempre que vayas en moto, claro); pero sí se ha quejado del mal estado de las carreteras que dependen directamente de Paloma García Romero.

CATALÁ, EL REY DE LAS APUESTAS

Desde 2019, Rafael Catalá está aparentemente desligado de la política. Decimos «aparentemente» porque su relación con personas clave de la Comunidad de Madrid como puede ser la propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, o su jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, están en boca de todos en el PP de Madrid. Entonces, el exministro decidió dar el salto a algo que tenía mucho que ver con su trayectoria política: las casas de apuestas. El dirigente popular tenía claro que su futuro debía pasar por Codere y apostó fuerte por dar el salto a otro sector que aparentemente no dominaba, aunque ha conseguido grandes éxitos en la Comunidad de Madrid.

Se habló de su mano a la hora de negociar la ley del juego. Y también en otras cuestiones clave que afectaron a la Comunidad de Madrid. Sin embargo, su el exministro siempre ha defendido mantener una vida alejado de la política, esa que le llevó a ser ministro de Fomento en funciones en un paréntesis en 2016 o ministro de Justicia en el Ejecutivo de Mariano Rajoy de 2014 a 2018. Desde entonces, salió a Codere y de ahí a trabajar en un despacho de abogados.