jueves, 8 diciembre 2022 03:51

El Ejército de Tierra despliega su Artillería de Costa en Mallorca

El Mando de Operaciones de las Fuerzas Armadas españolas ha realizado un poco frecuente despliegue de la Artillería de Costa del Ejército de Tierra (ET) en la isla de Mallorca.

La artillería de costa ha evolucionado mucho desde los asentamientos de grandes cañones fijos, en el caso de las islas Baleares, durante el siglo XX llego a contar con hasta con hasta  16 baterías con una dotación que oscilaba entre dos y cuatro cañones, que se repartían entre las tres islas. Actualmente no queda ninguna activa, ante los avances de las tecnologías bélicas, dando paso  siglo XXI a ágiles unidades dotadas de modernos sensores asociados a piezas artilleras o lanzadores de misiles antibuque con alta movilidad, que vigilan las zonas costeras más expuestas.

221114 despliegue UDACTA Mallorca 01 Moncloa
Diversos sensores del RACTA nº 4. (Foto Ejército de Tierra)

Para comprobar la capacidad de despliegue de los exiguos medios en este campo con los que cuentan las Fuerzas Armadas (FAS) españolas, el MOPS planificó el despliegue del Regimiento de Artillería de Costa nº 4 (RACTA 4), desde su sede de San Fernando (Cádiz) a Mallorca. Así esta Unidad perteneciente al Mando de Artillería de Campaña (MACA) del ET, están presente desde el pasado 13 hasta el próximo día 20 de noviembre, tras proyectar una Unidad de Defensa de Artillería de Costa (UDACTA) que se asienta en las proximidades de la ciudad de  Palma de Mallorca y los municipios de Llucmajor y Calviá.

Esta UDACTA, formada por más de un centenar de militares, material de artillería y elementos logísticos y de mando, estará integrada en el Mando Operativo Marítimo (MOM), bajo control operativo del MOPS, en un ejercicio que forma parte de su preparación para el cumplimiento de sus misiones permanentes.  La misión supone un reto logístico, tanto por las distancias a recorrer, como por la diversidad de medios de transporte a utilizar para el despliegue y el posterior repliegue. Todo ello pone a prueba y demuestra el marcado carácter expedicionario de esta unidad, ya comprobado el año pasado en esta misma isla en un despliegue similar y otro realizado en la isla canaria de Fuerteventura el pasado mes de mayo.

En el presente ejercicio también participa personal militar procedente de la Comandancia General de Baleares (COMGEBAL), tanto aportando el necesario apoyo logístico al despliegue; como con una Compañía del Regimiento “Palma” nº 47, que tiene sede en la referida capital de Mallorca, con la misión de aumentar la capacidad de protección cercana a la conjunto de los elementos de la UDACTA.

D2q6vTMWoAEvuqc Moncloa
Uno de los obuses 155/52 SB V07 del RACTA nº 4. (Foto Ejército de Tierra)

El MOM es la organización de la estructura operativa de las FAS, subordinado al Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), responsable del planeamiento, conducción y seguimiento de las operaciones de vigilancia y seguridad de los espacios marítimos de soberanía, responsabilidad e interés nacional. Se encuentra bajo el mando del Almirante de Acción Marítima (ALMART), que   entre sus principales responsabilidades tiene la de proteger la extensa Zona Económica Exclusiva (ZEE) española y sus extensas costas que tienen una longitud total de 7.661 kilómetros.

El RACTA 4, que es actualmente la única Unidad superviviente de la otrora poderosa Artillería de Costa española,  se encuentra dotado y adiestrado para generar la capacidad de defensa en este campo  en cualquier punto de la geografía española, en cumplimiento de las instrucciones del Jefe del Estado Mayor del ET. El Regimiento, según la Institución, tiene por misión incrementar el conocimiento del entorno costero mediante la vigilancia conjunta, por lo que realizará el control del tráfico marítimo, informando de los buques que realicen cualquier tipo de actividad sospechosa.                                                                                                                           Tras la disolución en 2010 del Mando de Artillería de Costa (MACTA), en una de las épocas de peores recortes de la estructura, medios y personal del ET , pasó a depender del  Mando de Artillería de Campaña (MACA), que tiene sede en la base “Conde de Gazola” sita en el Ferral del Bernesga (León).

Actualmente el RACTA 4 cuenta como elementos de combate con 18 obuses 155/52 SB V07 que se reparten entre las tres baterías. Con esta pieza diseñada y construida por la empresa española Santa Bárbara Sistemas SBS (actualmente integrada en European Land Sytems SBS)   pueden batir blancos a una distancia de 20 kilómetros, que puede incluso ampliarse a 30 o 40 con la nueva munición de alcance extendido.

Muy recientemente, el pasado 8 de noviembre el Consejo de Ministros autorizaba la celebración del Acuerdo Marco para la contratación del mantenimiento preventivo, correctivo y evolutivo y la realización de las grandes revisiones de dichos obuses del ET, tanto los de la referida variante V07, como los de la denominada como Sistema Integrado de Artillería de Campaña (SIAC) de dotación en las Unidades del ET de dicho rol, por un valor estimado de 30.000.000 euros y una vigencia de tres años.

Aunque estamos ante una eficaz Unidad, los reiterados recortes en defensa  han evitado el necesario refuerzo del Regimiento con un Grupo de Misiles Antibuque, que le darían las capacidades demostradas por las unidades de este tipo ucranianas que defienden las costas de Odesa, donde hundieron con sus misiles R-360 “Neptún” al crucero ruso “Moskva”.