sábado, 4 febrero 2023 19:38

Pilar Sánchez Acera quiere abandonar a Juan Lobato y fichar por el Gobierno «de lo que sea»

Juan Lobato le dijo que se encargase de todos los temas de la Asamblea. Pero parece que la diputada Pilar Sánchez Acera no está del todo conforme con el papel que le ha designado el secretario general del PSOE de Madrid en la nueva formación. Pilar Sánchez Acera es quien se encarga de los discursos, de la hoja de ruta del partido y de las gestiones internas del partido dentro de la Asamblea de Madrid. Sin embargo, fuentes solventes del partido aseguran que la diputada lleva tiempo llamando a la puerta del Gobierno para intentar que le hagan hueco en el equipo de Pedro Sánchez. Pilar Sánchez Acera está «desesperada» por dejar la dinámica de Juan Lobato y entrar en el plano nacional, pero de momento desde el PSOE no le han dado una respuesta clara.

Pilar Sánchez Acera hace tiempo que soluciona la papeleta de Juan Lobato en la Asamblea. La mano derecha del candidato no parece que se apañe con las dinámicas del parlamento autonómico y quien ha cogido todo el protagonismo con el beneplácito de Juan Lobato es una diputada que ya está desesperada por buscar nuevos horizontes políticos que se alejen del secretario general del PSOE de Madrid. Desde el entorno del exalcalde de Soto del Real reconocen ser completamente ajenos a los movimientos de Sánchez Acera, pero la parlamentaria está decidida a dar el salto al Gobierno central siempre que el equipo de Pedro Sánchez le dé cobijo.

Juan Lobato tiene una agenda muy complicada que no le permite pasar por el parlamento autonómico más de la cuenta hasta el punto de que Pilar Sánchez Acera se había convertido en la «mayordomo» del secretario que le daba todo el trabajo hecho. En la Asamblea son los diputados los que recurren a Pilar Sánchez Acera para cualquier problema. Tiene relación directa con Lobato y con el número dos del candidato, pero es ella la que gestiona todos los problemas internos. La diputada, sin embargo, y tal y como aseguran fuentes solventes del PSOE de Madrid, se ha hartado de esta situación y no quiere repetir en las listas siempre que le hagan hueco.

La obsesión de Pilar Sánchez Acera por dejar el PSOE de Madrid ha llegado hasta tal punto que no está pidiendo una secretaria de Estado. A la diputada le vale con cualquier puesto siempre que sea en el Gobierno central y siempre que le aleje de un Juan Lobato que maneja unas encuestas internas muy complicadas. Con ser «asesora» en cualquier ministerio, a la diputada que le soluciona la papeleta a Lobato en la Asamblea le vale, tal y como acreditan fuentes del PSOE. De momento, la parlamentaria autonómica ha sido muy discreta a la hora de pedir a los suyos que la lleven al Gobierno, pero no ha recibido una respuesta clara.

El trabajo de Sánchez Acera ha sido brillante. Al menos en el sentido de que ha liberado completamente a Juan Lobato de todas sus competencias en la Asamblea. Y las pocas que tiene, cuando tiene que dar los discursos en el parlamento, es Sánchez Acera la que escribe los discursos. Lobato llega con todos los días a la Asamblea y no suele tener ningún problema porque hay un trabajo interno previo que ha preparado con mucho mimo Sánchez Acera. El problema es que el reconocimiento de la diputada se queda en que todos los parlamentarios recurren a ella para intentar solucionar cualquier problema interno, pero no le han prometido nada más allá de formar parte de los 20 primeros diputados.

La idea que corre por la cabeza de Pilar Sánchez Acera es la de que la nombren asesora en algún ministerio, aunque le vale con cualquier puesto siempre que la saquen del entorno de Juan Lobato. Desde el PSOE aseguran que la parlamentaria lleva tiempo intentando hacer que el PSOE empatice con su situación y sobretodo que vean su trabajo. En Ferraz son conscientes de las pretensiones, pero aún no han encontrado un acomodo a quien ahora es la muleta de la muleta de Santos Cerdán, tal y como detallan fuentes solventes.