Cómo rebozar los calamares para que estén crujientes y jugosos

Los calamares. Ese manjar del mar que hace las delicias tanto de una tapa de bar como de un entrante en las celebraciones familiares. Se pueden elaborar de mil y una formas, pero la más popular en España es a la romana. Ya sabes, con los calamares gordos y tiernos rebozados crujientes pero jugosos por dentro. Seguro que alguna vez te has comido un bocata de calamares y te han sabido a gloria. ¿Quieres aprender cómo rebozar los calamares para que queden como los mejores de Madrid? Te mostramos los secretos que hay detrás de esta aparente sencilla receta de calamares rebozados rápidos.

CÓMO REBOZAR LOS CALAMARES: EL TAMAÑO DE CADA ANILLA

Puede parecer un elemento secundario, mas, en realidad, podría decirse que es una de las claves para conseguir rebozar los calamares no solo crujientes y tiernos, sino también de forma uniforme. El tamaño adecuado de cada anilla son 2 centímetros. Más, es difícil que no se escurra el rebozado crudo al meterlo en el aceite caliente o en la bandeja del horno si los queremos en versión light. El corte puede ser en recto o en trasversal, sobre todo si son de tamaño mediano. ¡Ah! Muy importante: no marinarlos, aunque el chef Dani García sí los marina con una mezcla de perejil y ajo molido. Eso sí, hay que lavarlos bien y después secarlos por completo sobre papel absorbente.

el tamaño de los calamares para reborzar