viernes, 9 diciembre 2022 00:50

Es posible medir el grado de satisfacción laboral que necesita la Generación Z

El bienestar laboral es fundamental para las empresas. Sin lugar a dudas, uno de los grandes activos con los que cuenta una compañía, es con sus recursos humanos. No obstante, existen factores determinantes y diversos por los que un trabajador puede, o no, estar a gusto en su empresa. Sin embargo, existen necesidades comunes que se pueden estudiar, implementar y mejorar. 

Una compañía o empresa que se precie, tendrá en cuenta el bienestar de sus trabajadores. Eso no consiste solo en ingresar la nómina a tiempo o cumplir con sus calendarios vacacionales y derechos laborales que asistan. No, una empresa que verdaderamente quiera un activo más centrado en su plantilla, se planteará la pregunta sobre ¿cómo puedo hacer para que mis empleados estén contentos, tengan ganas de venir a su puesto de trabajo y garanticen la rentabilidad? Y sí, claro que existen herramientas para determinar tales datos.

Llegado a este punto, se pone de manifiesto que la satisfacción laboral es una herramienta más que el empresario debe contemplar para sacar el máximo rendimiento a sus recursos humanos. Porque un trabajador satisfecho revertirá en un mejor rendimiento y, al final, esto será beneficio para la empresa. 

No obstante, a pesar de que cada individuo es un mundo, cada grupo generacional tiende a tener unas necesidades comunes, fruto de la educación recibida y de los convencionalismos de cada momento histórico. Es por ello que los empresarios deben detectar esas necesidades comunes entre su plantilla, según la generación y, en la medida de lo posible, ofrecerles herramientas que busquen y, sobre todo, alcancen su bienestar. 

Esto es lo que satisface a la Generación Z

Por muchos motivos, el empleado de hoy en día exige mucho más a la empresa en la que trabaja y, sobre todo, en lo que respecta a sus condiciones laborales y, por supuesto, al propio trato individualizado. Es por eso que las compañías han de volcar un enorme esfuerzo en el cuidado de estos activos, ya que es un talento fácil de escapar, por eso intentan retenerlo con todas las herramientas que ofrece un buen plan de satisfacción laboral.

Ante estos hechos, las empresas encargadas de elaborar mecanismos para determinar la satisfacción laboral generacional, han sacado conclusiones como que ofrecer oportunidades de progreso dentro de la compañía, así como valores que estén enfocados en la conciliación entre familia y trabajo, es muy propio de la Generación Z, y también la Millennial. En otro orden de cosas, algo que hace feliz a estas dos generaciones en su trabajo, es el hecho de poder disfrutar de todos los medios tecnológicos al alcance para que su desempeño laboral alcance las cuotas de satisfacción que ellos consideran óptimas. 

Metas de la satisfacción laboral

Por todo lo expuesto, queda claro que las empresas tienen que buscar el perfecto equilibrio entre la vida personal y la laboral de los empleados, porque es una herramienta perfecta para mantener una sana y correcta satisfacción laboral. En esta línea, está la desconexión digital, es decir, el hecho de molestar vía teléfono, correo electrónico o telemática al empleado, en su tiempo de ocio y descanso.

Por todo lo anterior, es necesario buscar las fórmulas para implementar un horario flexible, pues es la única forma de que la plantilla pueda compaginar la vida personal con la del trabajo.  

También, suele pasar que un empleado que conoce su posibilidad de escalar dentro de la empresa tiene más aliciente de seguir en la compañía; en caso de no existir, ese estancamiento impuesto juega en detrimento de la satisfacción que puede experimentar. Un caso análogo es el de las nóminas, porque percibir una nómina acorde con las funciones, así como al trabajo realizado y las responsabilidades, es fundamental. Es insostenible tener a una plantilla satisfecha si no se cobra un sueldo adecuado

En definitiva, lo mejor para empresario y trabajadores es ejercer el puesto laboral en un buen ambiente, eso ayudará a la motivación y a conseguir alcanzar altos grados de bienestar en los programas de medición de satisfacción laboral de las empresas.