jueves, 8 diciembre 2022 23:44

Un encontronazo en el Báltico entre los cazas rusos y la flota de la OTAN ponen en el punto de mira a Jeanette Morang

La invasión de Ucrania no ha dejado de tensar la relación entre Rusia y la OTAN. Cada vez son más los choques que protagonizan ambas potencias y la tensión no ha dejado de incrementarse desde que en el mes de febrero comenzó el conflicto armado en el país ucraniano por parte de las tropas que dirige el presidente ruso, Vladimir Putin. Sin embargo, durante la semana pasada se han producido distintas situación que no solo han servido para tensar todavía más la situación. Y es que, el pasado jueves dos caza de combate rusos volaron por encima de la flota de la OTAN, la cual estaba llevando a cabo unas maniobras junto a Finlandia. Se trata de un encontronazo que ha puesto en el punto de mira a Jeanette Morang, la almirante holandesa al mando de la Agrupación Naval Permanente número 1 (SNMG1), que es la flota que se encontraba en dicha región.

El pasado 17 de noviembre se produjo un nuevo altercado entre Rusia y la Alianza Atlántica. La OTAN, a través de un comunicado de prensa, ha destacado que dos aviones de combate rusos se acercaron de forma «poco seguro y poco profesional» al Grupo Marítimo Permanente de la OTAN 1(SNMG1), el cual se encontraba realizando operaciones de rutina en el Mar Báltico. En ese momento, los militares del grupo internacional trataron de ponerse en contacto con los pilotos rusos, pero estos no respondieron a las comunicaciones de consulta permanente de las fuerzas aliadas y sobrevolaron a una altitud de 300 pies y una distancia de 80 yardas.

Jeanette Morang se encuentra en el punto de mira por esta cuestión

Este movimiento ha sido considerado por la OTAN como una interacción «insegura y poco profesional», debido a que se llevó a cabo en una «zona de peligro conocido» debido a la altitud y proximidad de la aeronave. Dicho área se activó para el entrenamiento en materia de defensa aérea. Así, la inexistente interacción aumentó el riesgo de errores de cálculo, errores y accidentes. Además, las fuerzas de la OTAN actuaron de manera responsable, cumpliendo su misión, en pleno cumplimiento de las normas internacionales aéreas y marítimas. La Alianza Atlántica responderá adecuadamente a cualquier interferencia con la actividad legal de la OTAN en el área que ponga en peligro la seguridad de nuestras aeronaves, barcos o sus tripulaciones. Por otra parte, la OTAN ha destacado que no busca la confrontación y no representa ninguna amenaza.

Estos movimientos han puesto en el punto de mira a la almirante responsable que se encontraba al frente de la flota que estaba llevando a cabo las maniobras en el Báltico. Se trata de Jeanette Morang, quien decidió llegar a cabo estos movimientos junto a Finlandia y Suecia para mejorar la interoperabilidad juntos a estos países dado que aspiran a unirse a la OTAN. La decisión de llevar a cabo estos ejercicios fue de la almirante holandesa y por este motivo, muchos miembros de las Fuerzas Armadas la han puesto en el punto de mira, dado que durante este entrenamiento se produjo una violación del espacio aéreo por parte, nada más y nada menos, que de los caza rusos.

Aunque este no es el único altercado que se produjo durante la semana pasada. Un misil cayó en un pueblo de Polonia durante el pasado martes que dejó dos muertos. En un primer momento todos los indicios apuntaba a Rusia como responsable. Sin embargo, rápidamente descartaron esta cuestión. Así, la Alianza Atlántica decidió convocar una reunión de emergencia con los embajadores aliados para examinar el incidente donde murieron dos personas debido a una explosión. Lo que está claro es que los incidentes entre Rusia y la OTAN no dejan de sucederse y cada vez las relaciones están más tensas, aunque en esta ocasión han apuntado a Jeanette Morang como responsables. Además, esta no es la primera vez que las tropas rusas, dirigidas por Vladimir Putin, llevan a cabo una violación del espacio aéreo.

FINLANDIA REGISTRÓ DURANTE EL VERANO UNA POSIBLE VIOLACIÓN DEL ESPACIO AÉREO POR PARTE DE RUSIA

Finlandia registró una violación de su espacio aéreo y puso el foco en el ejército ruso que dirige Vladimir Putin. En ese momento los agentes de fronteras de Finlandia trataron de averiguar la procedencia de los dos cazas que se registraron en su espacio aéreo. Los hechos se produjeron durante el mes de agosto y los agentes finlandeses decidieron enviar un caza para realizar un reconocimiento del perímetro. El incidente se produjo frente a la ciudad de Porvoo, cercana a Helsinki. Esta cuestión se produjo cuando Finlandia se encontraba a la espera de que los 30 países miembros de la OTAN dieran el visto bueno a su entrada y la de Suecia en la Alianza. Además, Finlandia no es el único territorio que ha denunciado una violación similar en sus espacios aéreos. Entre ellos Estonia, Suecia y Dinamarca