jueves, 8 diciembre 2022 23:06

Pedro Rollán coquetea con la vieja guardia de Cristina Cifuentes a ver si le aúpan de candidato

Pedro Rollán, el que espera ser el sustituto de José Luis Martínez-Almeida en el Partido Popular de Madrid, ha abierto una oferta en LinkedIn, pero en oculto. El vicesecretario general de Coordinación Autonómica y Local del Partido Popular quiere más, pero sabe que en la Comunidad de Madrid le miran de reojo por sus aspiraciones. La razón por la que consiguió un cargo en el PP fue porque Alberto Núñez Feijoo necesitaba segundos espadas que no fueran gallegos y que le ayudaran a controlar mejor el partido. El problema es que tanto en Cibeles como en Sol se han puesto de uñas al saber que Rollán no solo aspira a ganar peso en el PP, sino que también espera que el viejo equipo de Cristina Cifuentes, que salió por la puerta de atrás con la dimisión de la expresidente de la Comunidad de Madrid, le ayude a aupar su candidatura. 

El Partido Popular está muy preocupado por los pasos que está dando Pedro Rollán con respecto a su carrera política. El vicesecretario general de Coordinación Autonómica y Local del Partido Popular quiere más y sabe que el alcalde de Madrid está en una posición lo suficientemente delicada como para confiar en que algo puede pasar de aquí a pocos años. Esta esperanza le ha llevado a acercarse al antiguo equipo de Cristina Cifuentes, quien aupó de la nada a una delegada del Gobierno en Madrid hasta convertirla en baronesa del PP, para ver si ahí, que hay una batería de asesores populares que no están colocados, le ayudan a conseguir su objetivo de ser candidato al Ayuntamiento de Madrid. 

En la Comunidad de Madrid se han quejado. Al menos la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha molestado en hacer llegar a Génova que no se siente cómoda con los movimientos de Rollán. Cualquier gallo en el gallinero en estos momentos clave incomoda sobremanera a la directiva de Sol porque están inmersos en una dinámica complicada. Desde el gabinete de Ayuso buscan nada menos que controlar tanto el Ayuntamiento de Madrid como la Comunidad sin fisuras, y esto implica que nadie tenga más pretensiones políticas de las necesarias. 

Desde hace meses, Pedro Rollán estaría, según fuentes de Génova, coqueteando más de lo esperado con exaltes cargos de Cristina Cifuentes para ver si así logra apoyos dentro de la vieja guardia. Será este el equipo por el que pelee Rollán porque fueron capaces de aupar al cargo a un perfil como el de Cristina Cifuentes, quien a nivel interno ya era conocida por sus muchas polémicas y sus muchas informaciones filtradas. De hecho, el partido tuvo que tomar cartas en el asunto en más de una ocasión cuando solo era diputada para evitar mayores problemas.

En Sol y en Cibeles comentan con asiduidad que el vicesecretario general de Coordinación Autonómica y Local del Partido Popular quiere más y que está buscando apoyos. Ahora mismo, los “casadistas» no son la mejor de las opciones. En Sol les tienen completamente cogida la matrícula a todos los que apoyaron al antiguo presidente del PP, pero también tiene echado el ojo a las viejas glorias que se pasean por la Comunidad de Madrid y que quieren volver a la primera plana de la política. Rollán las ha traído pero no se ha dado cuenta de que le vigilan de forma intensa. Especialmente desde Sol, donde le quieren controlar para evitar que Feijoo tenga un peso pesado dentro de la Comunidad de Madrid.

El vicesecretario general de Coordinación Autonómica y Local del Partido Popular tiene aspiraciones, pero sabe que tiene mucha oposición porque a Alberto Núñez Feijoo no le importa especialmente lo que haga o deje de hacer, porque a Almeida le preocupase se vea como su sustituto y porque Sol quiere que sea el alcalde de Madrid y no otro el candidato a la capital. En este contexto, Rollán se ha limitado a algún café suelto y a alguna llamada que otra, pero sabe que necesita más apoyo del esperado.