lunes, 6 febrero 2023 13:04

El «amor» de Pablo Iglesias por sus seguidores dependerá de lo que le donen para tener su canal

Pablo Iglesias tiene muy claro su nuevo capricho, y en vista de que la hucha chavista se le terminó, ahora pretende financiar su proyecto con sus más fieles seguidores a través de la recolección de dinero, para el lanzamiento de su canal digital, al que ha decidido llamar RED Tv y para el que ya ha logrado recabar más de 76 mil euros de los 32 mil euros que requiere para echar a andar el medio, pero su afecto para con sus seguidores dependerá de la cantidad de dinero que le den.

En la página a través de la se está haciendo la recolección de los fondos, explica que se puede donar desde 10 y hasta 3000 euros y que de acuerdo con la cantidad de dinero que le regalen para su canal, el donador reciben una «expresión de cariño» que varía y le hace pensar al contribuyente de qué manera está cooperando con nuevo proyecto político del ex líder de Podemos.

La paradoja es que Pablo Iglesias no ha hecho otra cosa que arremeter contra medios públicos y privados desde que saltó a la vida política, porque, según él, la derecha mediática no ha hecho más que perjudicar sus intenciones políticas, una y otra vez y promete que ofrecerá a sus seguidores «un espacio combativo para defender derechos y libertades».

Hasta el momento en que se ha escrito esta pieza informativa, en el portal dice que 1659 personas ha cofinanciado este proyecto, en poco más de 72 horas, de las cuales 497 han hecho donativos de 10 euros, 374 le han regalado 25 euros, 337 han sacado 50 euros de su bolsillo para el capricho de Pablo Iglesias, 150 le regalaron 100 euros, 36 le han dado 150 euros, 21 han sido más generosos y le han donado 300 euros, otros 4 se han ido arriba y le donaron 1000 euros y un buen samaritano se desprendió de 3000 euros para hacer realidad el sueño del ex vicepresidente socialista.

En la presentación del proyecto, Iglesias ha aprovechado para decir que desde América Latina también participarán en su gran idea, con la elaboración de programas y advirtió a las personas de esta región que también pueden hacer donativos, pues hay que recordar que desde hace meses tanto él como Juan Carlos Monedero andan rebuscando por aquellos lares nuevos proyectos ideológicos para financiarse, tal como lo hicieron durante muchos años de la dictadura chavista, justo ahora que el continente ha dado un nuevo vuelco a la izquierda y se ha vuelto a llenar de Gobiernos socialistas y progres.

«Ahí fuera hay miles de compañeras y compañeros que desde Latinoamérica siempre nos han mostrado su apoyo. Y ahora que los aires de cambio llegan al continente, queremos reforzar lazos, que nos sientan a su lado. Canal Red tiene la obligación de ser un canal global», dice l página donde están recabando los fondos para Pablo Iglesias.

Evidentemente, Pablo Iglesias tiene claro que el momento político de América Latina le conviene y es por ello que enfoca sus esfuerzos en esa región, para captar fondos y seguidores a los que les pueda vender su ideología y continuar viviendo de ellos, pues tiene claro, aunque no se atreva a reconocerlo en público, que su era de gloria y sus influencias dentro del Gobierno de Pedro Sánchez acabarán tan pronto se realicen las próximas elecciones generales, en noviembre de 2023, pues no hay ninguna encuesta que les dé mayor relevancia a los que todavía están dentro de Podemos.

«Canal Red nace con la clara idea de ser un proyecto independiente que añada un nuevo medio al panorama de información y opinión de izquierdas. Hay que enriquecer los debates, hay que dar visiones diferentes a las de siempre. Y mientras ellos siguen teniendo su fuerza, nosotros necesitamos la vuestra para cambiar la realidad y que el poder mediático no debilite las revoluciones sociales», dice la campaña de Pablo Iglesias para meterle la mano en el bolsillo a sus seguidores y tocarles «el corazón» para que saquen de su presupuesto algo de dinero para financiarlo.

Hasta ahora, con su «carisma», el político de la izquierda española ha logrado recolectar el dinero suficiente para alquilar lo que será la primera sede de su canal, y según señala en la campaña de presentación, el solo anuncio del proyecto ya ha causado revuelo en las redes sociales.

«Hay mucho nerviosismo al otro lado, ya han empezado los ataques contra nosotros. Y esto, aunque nunca debería pasar, no deja de ser una buena noticia. Demuestra, como ya sabíamos que pasaría, que tienen miedo de lo que somos capaces de hacer. Sí, somos, tú y nosotros», dicen, todo el tiempo apelando a la emocionalidad de los seguidores a quienes dicen que harán parte del proyecto con el que buscan tener un espacio propio para la izquierda española y latinoamericana, tal como lo hizo, en su momento el dictador Hugo Chávez, que se inventó un canal de televisión, al que llamó Telesur, con los recursos del Estado venezolano, para hacerse propaganda a él y a todos los gobiernos socialistas del continente.