lunes, 30 enero 2023 19:12

El PP no dará más carrete a Carlos Mazón: o gana o se irá fuera

Pocos candidatos han tenido menos recorrido que Carlos Mazón. El cabeza de lista del Partido Popular para la Comunidad Valenciana no goza de la confianza de Génova. De hecho, el equipo de Alberto Núñez Feijoo ha colgado una espada de Damocles sobre la sede del Partido Popular en Valencia que caerá sobre el candidato en el mismo momento en el que pierda las elecciones. Desde Génova son conscientes de que Mazón ha maniobrado con el ala casadista del PP más de lo que querrían hasta el extremo de que no le perdonarán que no consiga batir a Ximo Puig en la Comunidad Valenciana. Todo se ha complicado para un Mazón que no solo tiene que lidiar con la desconfianza de Génova, sino que también lo tiene que hacer con una pretensiones electorales poco alentadoras para su causa. Ahora mismo, Mazón solo se quedará si consigue gobernar, no le bastará con ganar las elecciones o con conseguir la mayoría de escaños.

Carlos Mazón es uno de esos candidatos que son previos a la llegada de Alberto Núñez Feijoo. El propio presidente del Partido Popular no le ha dado especialmente confianza porque sabe que Mazón no es de su equipo más cercano. De hecho, fuentes de Génova aseguran que Mazón ha querido montar parte de su equipo más estrecho con los restos de la cúpula que llevó a Pablo Casado donde está, y no hablamos precisamente de la mano derecha del expresidente popular. Todo esto ha llevado al equipo de Feijoo a darle una única oportunidad. La campaña que emprenda Mazón será la más intensa de su vida porque sabe que si no consigue gobernar y quitar a Ximo Puig el trono de la Comunidad Valenciana no se mantendrá como candidato o líder de la oposición por mucho tiempo. Alberto Núñez Feijoo considera que Valencia es uno de los históricos feudos populares y no se quiere permitir el lujo de perderlo en manos de un candidato en el que no confía.

En Génova tienen claro que Mazón ha intentado montar su equipo con los restos del de Pablo Casado. Creen que el candidato no sigue ninguna lealtad conocida y consideran que la Comunidad Valenciana no puede convertirse en un nuevo reducto popular de deslealtad. No es que crean que Carlos Mazón imitará a Emiliano García-Page, pero sí que consideran que es mejor contar un candidato o candidata que sea leal a la causa. Tanto es así, que no le darán ni una sola oportunidad si no consigue sumar los apoyos necesarios después de las elecciones de mayo de 2023. La espada de Damocles de Mazón ya es vox populi en todo Génova hasta el extremo de que hay quien considera que en el PP le están buscando las vueltas para sacarle de la carrera antes de tiempo.

Al mismo tiempo, Carlos Mazón tiene puntos de conexión con Feijoo. La idea de «descentralizar» España es algo que ronda la cabeza del candidato popular. El propio Feijoo es partidario de inflar la capacidad de las autonomías de tener más recursos y de tener más protagonismo en clave nacional. Pero todo esto no ha sido suficiente como para que Feijoo confíe plenamente en un Mazón que llegó al poder en un momento de debilidad de Casado y de inoperancia de Feijoo. Ahora la realidad es bien distinta. Y la espada de Damocles se comenta entre todos los populares valencianos que ya han tomado las riendas para ver si hay cambios profundos.

Los sondeos internos que maneja el PP en la Comunidad Valenciana no son necesariamente malos, pero todos dejan claro que Mazón necesitará apoyos para gobernar en caso de que le den las cifras y que está muy alejado de la mayoría absoluta que tanto necesita para mantenerse al frente del PP. Los sondeos hablan de que el candidato del Partido Popular, Carlos Mazón, rondaría los 30 diputados mientras que la mayoría absoluta está en los 50. Vox, la única pata en la que el candidato podría apoyarse, rondaría según estos sondeos en nada menos que los 17 o 18 diputados, lo que dejaría al candidato en una posición muy delicada. Luego está lo que Mazón pueda hacer en estos meses, pero no parece que el PP vaya a dar un giro de 180 grados a la tendencia de voto de la Comunidad Valenciana.

El PSOE, tal y como aseguran desde Ferraz, es optimista con la Comunidad Valenciana. Al menos lo es más que con cualquier otra comunidad. Los sondeos internos que maneja tanto el PP como el PSOE sí que ofrecen un escenario alentador para un Ximo Puig que podría revalidar su cargo si consigue que los demás partidos apoyen su causa.