lunes, 30 enero 2023 21:42

Los guardias civiles coquetean para que la Policía Foral los fiche en el traspaso de las competencias de Tráfico

Ha comenzado la puja dentro de los funcionarios de la Guardia Civil de Navarra para ver quiénes serán los «afortunados» que podrán hacer uso de la pasarela para ser asumidos por la Policía Foral, tras la decisión del Gobierno de otorgarle las competencias en materia de tráfico, pues mientras unos están decididos a dar el salto, hay otros que temen por lo que los cambios podrían significar.

Hay un grupo de uniformados que asumen que el cambio los podría beneficiar, porque verían incrementados sus salarios en montos que estarían entre los 500 o 600 euros por mes, debido a la prima de riesgos que devengan los policías de Navarra por concepto de peligrosidad, debido a que tanto allí como en el País Vasco les hacen una paga por haber sido territorios víctima del terrorismo durante muchos años.

Sin embargo, desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), aseguran que hasta ahora nadie se les ha hablado de cuáles serán las condiciones en las que se harán estos posibles traspasos y quiénes serían los uniformados que pasarán de un cuerpo de seguridad al otro, cuando comience el cambio, que se espera que se inicie para comienzos de la primavera del próximo año.

Gustavo Adolfo Álvarez, secretario de Relaciones Institucionales de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), señaló que tal como se hizo la negociación, que para ellos se ha tratado de una negociación netamente política para beneficiar a Bildú, hasta este momento no les han dicho absolutamente nada formal sobre lo acordado. «Hay temas que se deben revisar, porque esas ofertas de pasarelas deben estar en las mesas del sindicato, pero de momento, nadie ha planteado nada», dijo el representante de los uniformados.

En la actualidad, se estima que hay aproximadamente 150 funcionarios que podrían ser traspasados de la Guardia Civil a la Policía Foral y que la edad de estos uniformados estaría más o menos por el orden de los 40 años, por lo que temen que, una vez que se definan los criterios para la selección, algunos de ellos queden por fuera y deban ser desincorporados, cuando llevan muchos años de servicios en la región de Navarra y tienen allí sus familias, negocios y toda la vida hecha.

«En los sindicatos tenemos desconocimiento total. De lo que nos hemos enterado es de lo que se ha filtrado en la prensa y debemos reiterar que todo se hizo a espaldas de todos, porque fue un pacto político entre el Gobierno Bildú, que ni siquiera forma parte del Gobierno de Navarra, pero nosotros no tenemos información», señaló Álvarez en Moncloa.com.

El domingo se realizó una manifestación en la ciudad de Navarra en la que participaron los líderes de Vox y de Ciudadanos, en apoyo a la Guardia Civil y contra la decisión del Gobierno de pactar con EH Bildú, a cambio de que este grupo político los ayudara a sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

El portavoz sindical indicó que para algunos de los funcionarios de la Guardia Civil, las condiciones que ofrece la Policía Foral puede resultar más atractivo, debido a que los de Navarra, por ejemplo, les pagan horas extras en un monto superior al que le pagan a los de la Guardia Civil y el hecho de que la edad de jubilación es a los 59 años, sin que se les penalice en su retribución si lo realizan antes de cumplir los 35 años dentro de la institución.

Otro de los aspectos que Álvarez señala como que podría ser atractivo para los uniformados de la Guardia Civil, es que los de la Policía Foral tienen también sindicatos locales que son capaces de defender los derechos de sus afiliados ente el Gobierno local de Navarra, mientras que los otros no cuentan con esa representación, pues hay solo sindicatos nacionales que se encargan de defender sus derechos pero frente a las autoridades del Ejecutivo nacional.

«No se trata solo de un cambio de uniforme, son muchos los aspectos que se deben considerar antes de que se activen esas pasarelas de un cuerpo de seguridad a otro, pero lo más importante es que esos temas no se han puesto aún sobre la mesa y es necesario que ocurra para que los funcionarios que podrían hacer uso de ese beneficio, y los demás, estén al tanto de lo que les espera cuando se concrete el traspaso», declaro a Moncloa.com Álvarez.

De manera extraoficial se supo que entre los rumores que les han llegado a los funcionarios de la Guardia Civil, en relación con la manera en que se harán el traspaso de las competencias hacia la Policía Foral, está el hecho de que aquellos que quieran permanecer dentro de su cuerpo original y en funciones de tráfico, tendrán que aceptar que seles transfiera a otras regiones del país, pero que también tendrán la opción de permanecer dentro de la Guardia Civil, pero serán integrados para que cumplan otras funciones.