lunes, 30 enero 2023 22:36

Feijoo finge que tiene el control del Constitucional y amenaza a Sánchez con nuevos vetos

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijoo, intenta recuperar el control judicial de los magistrados conservadores ante la revuelta de Enrique Arnaldo. Para ello, el presidente popular ha intentado dar la imagen en el Senado de que tiene cogido el toro por los cuernos después de que el Tribunal Constitucional ha frenado las pretensiones del Gobierno de tramitar una ley para cambiar las mayorías necesarias para renovar el Consejo General del Poder Judicial. Pese a que Arnaldo va por libre, Feijoo quiere vender a los socialistas que si toman la decisión de intentar librarse de la presión del TC, él estará detrás de todo lo que hagan los magistrados conservadores.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha recalcado este jueves que las «acusaciones» al Tribunal Constitucional y las declaraciones de Pedro Sánchez asegurando que las Cámaras se han visto «enmudecidas» por el fallo del tribunal de garantías es «mero populismo» que «recuerda mucho al procés». Dicho esto, ha avisado que su partido actuará si el PSOE y sus socios registran el mismo texto en el Congreso a través de otra proposición de ley, pese al fallo del TC.

«Esperaremos a ver cuál es el texto de la ley. Si el texto es exactamente igual que esas enmiendas que fueron paradas por el Tribunal Constitucional creemos que volvemos otra vez a un supuesto de inconstitucionalidad porque el Gobierno le roba a los jueces la competencia para nombrar dos miembros del CGPJ y porque roba al Constitucional las competencias que tiene para acreditar la idoneidad de los candidatos a magistrados del TC», ha declarado Feijóo al ser preguntado si el PP recurriría de nuevo en amparo si se presenta esa iniciativa.

En una entrevista en Antena 3, que ha recogido Europa Press, el presidente de los ‘populares’ ha subrayado que «todos» están sometidos al imperio de la ley y en un Estado de Derecho «nadie puede hacer lo que quiera cuando está infringiendo la ley».

«Lo que hemos escuchado estos días diciendo que las Cámaras se han visto enmudecidas por el Tribunal Constitucional y las acusaciones al Tribunal Constitucional es mero populismo y recuerda mucho al ‘procés'», ha afirmado, rememorando que entonces se día que el TC no podía parar «ninguna ley del Parlament» porque éste «podía hacer lo que quisiera».

«FRIVOLIDAD» TRAS LAS COMPARECENCIAS DE BATET, GIL Y BOLAÑOS

Feijóo ha denunciado la «frivolidad» con la que se están tratando las instituciones, citando como último ejemplo la comparecencia en la noche del lunes del ministro de Presidencia, Felix Bolaños, «interrumpiendo la cadena pública» en una «noche tranquila» para decir «cosas tan obvias como que van a acatar un auto del TC».

«¿Es que acaso por un instante el Gobierno pensó en no acatar un auto del TC?», se ha preguntado, para resaltar que lo único que ha ocurrido en España es que «ha funcionado el Estado de Derecho» tras presentarse un recurso de amparo ante el Constitucional. Por eso

Tras criticar la «sobreactuación» del Ejecutivo estos días tras conocerse la decisión del tribunal de garantías, Feijóo ha criticado también las comparecencias esa misma noche de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y del presidente del Senado, Ander Gil, presentándolas como una declaración institucional cuando ese texto «no pasó por la mesa ni se comentó con los portavoces».

«No es una declaración institucional sino una declaración unilateral, que viene perfectamente manejada por el Gobierno, que invade el Poder Legislativo y ahora quiere invadir el Poder Judicial», ha aseverado, para denunciar que esta legislatura el Ejecutivo de Pedro Sánchez haya dictado 133 leyes que «sin discutir» en el Congreso «entran en vigor en el Boletín Oficial del Estado».

A su juicio, eso es una «invasión del Poder Ejecutivo en el Poder Legislativo» y «ahora pretenden» también la «invasión en el Poder Judicial», algo que «nunca había sido la práctica del PSOE», que era «baluarte» del Estado de Derecho y la Constitución pero «lamentablemente ahora el partido de Sánchez ha hecho una OPA al Partido Socialista Obrero Español y ya no forma parte de los pilares básicos del Estado de Derecho y la democracia en España».

«LOS INDEPENDENTISTAS HOY MANDAN MÁS QUE NUNCA»

Feijóo ha asegurado que los independentistas «hoy mandan más que nunca» y cree que ERC «jamás pensó» que pudiera llegar a «mandar lo que manda» porque en este momento en España no se puede hacer una ley o unos Presupuestos «sin el visto bueno» de ese partido. «Y el Código Penal de Junqueras, de Puigdemont y de Sánchez es el que está ahora cuando se publique en el BOE en vigor», ha lamentado, para insistir en que lo que está ocurriendo es «contrario a toda la historia del PSOE y de la izquierda española».

El jefe de la oposición ha afirmado que el «problema» de todo esto «no es que falle el independentismo» sino que es la izquierda «la que falla a España» porque «ha sido secuestrada por el partido de Sánchez».

En este punto, ha asegurado que ahora cualquier persona que «se mueva» en el PSOE, «o es cesada o expulsada», citando el ejemplo de Joaquín Leguina, que es «más socialistas que el señor Sánchez» y ha «aportado más a la democracia española».

VE UNA «CACICADA» REBAJAR LA MALVERSACIÓN

Una vez más ha denunciado que la tramitación y aprobación de esta ley que deroga la sedición y rebaja la malversación se haya hecho entre puentes de diciembre, con el Mundial o coincidiendo con el sorteo de la Lotería de Navidad, algo que ha calificado de «insólito».

Dicho esto, ha garantizado que si él llega a Moncloa volverá a poner en los mismos términos el delito de sedición porque España es el país de la UE «donde hay más tensiones territoriales y un movimiento independentista que tiene la llave del Gobierno central».

Además, Feijóo ha afirmado que es una «cacicada» que se disminuyan las penas en el delito de malversación, que ve «impropia del siglo XXI», ya que con esa medida los políticos tendrán menor pena que «un ciudadano que hace un fraude fiscal».

Así, ha recordado que Sánchez llegó a Moncloa prometiendo «intensificar los delitos de corrupción» y «los ha disminuido para sus socios y probablemente para su partido», algo que, a su juicio, supone un «fraude electoral».

Finalmente, Feijóo ha indicado que «por supuesto» el Gobierno de Sánchez es legítimo porque ganó las elecciones y eso nadie lo discute, pero ha recalcado que ha «engañado» a los electores porque lo que está haciendo «no se sometió a las urnas». «Es la primera vez que ocurre de manera inédita en España», ha manifestado.