Los consejos para llevar toda la noche tacones y no acabar con los pies destrozados

El vínculo que todas tenemos con los tacones de amor odio. Por un lado, los amamos porque nos hacen ver altas y esbeltas y, por otro, pueden hacernos mucho daño. Convengamos que no es el calzado más cómodo del mundo ni el que utilizaríamos si tenemos que caminar durante mucho tiempo. Por mucho que nos guste caminar con zapato plano, hay ocasiones en las que nos resulta imposible decir no a unos centímetros extra. ¿Cómo lograr tenerlos durante muchas horas sin desvanecernos en el intento? ¡Te contamos todos los trucos! 

Raspar la suela de los tacones o ponle laca 

AFMZSXLA3AQBDF64V7AJPX2Y6A Moncloa

Un truco que se hace en las pasarelas de moda es raspar la suela de los tacones con un cuchillo o echarle laca. Incluso puedes combinar estas dos cosas. Si la suela del tacón todavía es muy lista y resbala, evitarás que eso pase. Además de la plataforma, puedes encontrar en los comercios tacones anchos. Esta opción también es súper viable cuando queremos causar buena impresión, pero sin quedarnos con un mal sabor de boca.