martes, 18 junio 2024

Ione Belarra usará los fondos europeos para «contar» personas sin hogar

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, parece estar dispuesta a demostrar que trabaja, a pesar del reciente nacimiento de su bebé. Una demostración de trabajo arduo que no sólo contempla el liderazgo de Unidas Podemos en un momento delicado para la formación morada, sino que también contempla la agenda para 2023 del Ministerio de Derechos Sociales que, entre sus planes futuros antes de las elecciones generales de noviembre, se ha planteado la creación de un proyecto para el «recuento nocturno de personas sin hogar en diferentes localidades de España». Un plan para el que la líder de Podemos no ha dudado, una vez más, en utilizar los Fondos europeos de recuperación, transformación y resiliencia.

Poco menos de un año queda para que los españoles vuelvan a enfrentarse una vez más al ejercicio democrático de las urnas. Tiempo en el que los principales líderes políticos buscan convencer a los ciudadanos de que son dignos de su voto, que hará que unos u otros gestionen el Palacio de la Moncloa los próximos cuatro años, presumiblemente. Y, en el caso de PSOE y Podemos, mantener el Gobierno y la coalición después de los comicios.

Fin para el que desde las distintas formaciones se trabaja a contrarreloj. Especialmente desde el Congreso de los Diputados y el Gobierno, donde los principales ministros siguen llevando a cabo sus proyectos estrella, y sus medidas económicas, para conquistar a los votantes. Medidas como las que se han aprobado recientemente desde el Ejecutivo, que proponen descuentos y cheques para los españoles, como respuesta a la actual crisis energética y económica del país.

IONE BELARRA SE MOVILIZA «EN LA CALLE»

Movimiento de los principales líderes políticos en busca de proyectos «estrella» dentro del Gobierno nacional que también se han podido ver dentro de las filas moradas, como es el caso de la Ley Trans, o la Ley del «sólo sí es sí», promovidas por el Ministerio de Igualdad liderado por Irene Montero. Sin embargo, no es la ministra de Igualdad la única que parece estar buscando una ocupación que demuestre a los ciudadanos su buena gestión dentro de su departamento.

Así pues, también la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha comenzado a apostar por proyectos de carácter social de cara a 2023. Especialmente, con las personas más desfavorecidas de la sociedad española, como es el caso de las personas sin hogar. En concreto, a través de un contrato para hacer «recuentos nocturnos» de estas personas durante el próximo año, tal y como destacan los documentos oficiales.

«El Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 está elaborando la II Estrategia Nacional para las Personas sin Hogar, en la que a buen seguro el conocimiento seguirá siendo uno de los elementos en los que se base, y además para su mejor diseño será imprescindible contar con la mayor cantidad de datos posibles» destacan desde los documentos del Ministerio de Derechos Sociales. Un plan que abarca, entre otros factores, la realización de una «contabilización» de personas sin hogar.

Así pues, tal y como destaca en los documentos oficiales el departamento de Ione Belarra, se ha habilitado un contrato que realice «un servicio de asistencia técnica para la puesta en marca del proyecto de recuentos nocturnos de persona sin hogar en diferentes localidades de España, de acuerdo con la guía metodológica común, así como el posterior tratamiento de datos […] Los recuentos se efectuarán en calle y en los centros de alojamiento de las personas sin hogar».

Un servicio que se centrará en la preparación del proyecto, como primera fase, para posteriormente hacer el recuento nocturno, el tratamiento de datos, y el «plan de continuidad de los recuentos nocturnos». Eso sí, sin que en los documentos oficiales aparezca la finalidad de estos recuentos, más allá de conocer la realidad numérica de las personas sin hogar del país.

LA MINISTRA APROVECHA LOS FONDOS EUROPEOS

Un proyecto de Ione Belarra de cara a conocer la realidad de las calles españolas a través de cifras que costará a los españoles, según los datos publicados, cerca de 80.000 euros. En concreto, el presupuesto base de licitación para este contrato, sin impuestos, está valorado en 80.976 euros.

Cerca de 80.000 euros que saldrán de las cuentas del ministerio de Ione Belarra pero que, en realidad, serán financiados a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España; un plan que, en realidad, busca gestionar los fondos Next Generation lanzados por la Unión Europea tras la pandemia del coronavirus.

Un uso de estos fondos que, una vez más, parecen poner en tela de juicio la gestión del Gobierno de España. Y es que los propios gestores europeos no han dudado en advertir sobre la falta de eficacia del Ejecutivo de Pedro Sánchez a la hora de invertir este dinero europeo en la economía española, siendo este contrato de Ione Belarra un posible nuevo foco de polémica.