Los secretos mejor guardados de Lidl que no quieren que salgan a la luz

Lidl se ha convertido en una de las cadenas de supermercados más populares entre los usuarios españoles. A España llegó en el año 1994 con su primera apertura en Lleida, y en la actualidad ya cuenta con presencia en casi todas las ciudades del país, ofreciendo tanto productos de alimentación como artículos para el hogar, máquinas deportivas, etcétera. Sin embargo, la cadena tiene una serie de secretos bien guardados que no quieren que salgan a la luz.

COMPRAS CENTRALIZADAS A NIVEL DE GRUPO

COMPRAS CENTRALIZADAS A NIVEL DE GRUPO

Sin renunciar a los aspectos claves de la filosofía discount, Lidl ha adaptado su negocio original al perfil del consumidor en España, bajo un modelo que le ha permitido el liderazgo en precios sin renunciar a la calidad. Existen diferentes secretos de la cadena que son desconocidos para muchos usuarios, entre ellos un aspecto clave como son sus compras centralizadas a nivel de grupo.

Esto permite que la cadena pueda llegar a alcanzar acuerdos más favorables con sus proveedores gracias a su alto volumen de compras, y esto supone que se puedan reducir los costes y disminuir los precios en los productos finales que llegan al consumidor. Esta es una de las claves de los precios más ajustados que podemos encontrar en la empresa de origen alemán en comparación con otras cadenas.