lunes, 30 enero 2023 19:26

Vázquez y Saura confrontan sus modelos de partido para Cs en el primer debate de cara a las primarias

Adrián Vázquez, Santiago Saura y Laura Alves, los tres candidatos a secretario general de Ciudadanos, han mantenido este miércoles un debate, el primero de los dos previstos de cara a las primarias del 11 y 12 de enero, que ha servido para que confronten sus modelos para el partido ‘naranja’ tras la Asamblea Extraordinaria que significará el culmen de su proceso de refundación.

Vázquez, el candidato de ‘Renace tu partido’ –lista aupada por la presidenta actual, Inés Arrimadas–, Saura, el candidato de ‘Ciudadanos de nuevo’ –la impulsada por el vicesecretario general, Edmundo Bal–, y Alves, de ‘La base del cambio’, han coincidido en dar un mayor protagonismo a los afiliados en un debate que se ha estructurado sobre cuatro ejes: funcionamiento del partido, modelos de participación y decisión, equipos y funcionamiento de la nueva Ejecutiva y contrapesos.

Aunque el debate ha sido fundamentalmente calmado, Vázquez y Saura se han lanzado reproches mutuos. El primero ha reprochado a la candidatura que forman la dupla Saura-Bal que el segundo haya trasladado ya sus intenciones de presentarse a las primarias para ser candidato a las generales si sale victorioso de esta contienda, mientras que el segundo ha asegurado que la lista de Vázquez y su compañera de fórmula, la coordinadora balear Patricia Guasp, es «continuista».

A juicio de Vázquez, si el partido no sobrevive en las elecciones municipales y autonómicas de mayo, «la gente con ínfulas que se quiere presentar para candidato al Gobierno que se vaya olvidando».

Para el eurodiputado, mayo es «el Rubicón» del partido y, si no consigue resistir, ha advertido de que ciclos electorales venideros serán «muy complicados». Además, ha sostenido que su lista exhibe un «radical cambio de caras».

Saura, por su parte, ha señalado en varias ocasiones que «el continuismo no puede ser la solución» y ha reprochado a su candidatura rival que «ahora dicen que van a hacer todo lo que no han hecho en dos años». Además, llamando a estar «listos también» para las generales de finales de año, ha defendido la proyección de Bal entre el electorado de cara a esta cita electoral.

El actual concejal madrileño también ha echado en cara al eurodiputado que «uno de cada tres miembros» de su candidatura pertenece a la dirección actual de Ciudadanos, mientras que en la suya esa cifra es de «uno de cada diez».

Alves también ha expresado críticas, sobre todo centradas en el proceso de refundación y en el proceso de toma de decisiones de la dirección actual del partido ‘naranja’.

Según ella, la refundación «no existe» y «no ha cambiado nada». También ha criticado que el partido no ha «sabido ser crítico» ni «frenar los hiperliderazgos». «Las voces discordantes se han acallado y no hay contrapesos», ha agregado. Asimismo, la también concejal en el Ayuntamiento de El Álamo (Madrid) ha cuestionado el modelo bicéfalo propuesto, en virtud del cual las partes orgánica y política quedarán separadas, que aún debe ser refrendado por la militancia el 14 y 15 de enero.

DE CARA AL FUTURO

Más allá de eso, los aspirantes han tenido tiempo para explicar los cambios que proponen de cara al futuro. Vázquez ha abogado por un partido «más profesional, más transparente y más transversal» que convierta a Ciudadanos «en una herramienta útil y competitiva» para ilusionar a los ciudadanos en mayo.

A renglón seguido, ha explicado que su candidatura ha diseñado un plan de acción para los primeros 45 días de su dirección que «dé la vuelta al partido». Entre otras cosas, ha propuesto llevar a cabo un estudio «profesional e independiente» que ubique los recursos con los que cuenta Ciudadanos para utilizarlos «de manera estratégica» o la creación de una nueva estructura de comunicación externa e interna.

«Los afiliados son los dueños del partido y son los que mejor cuidados tienen que estar», ha asegurado, pidiendo «autocrítica». En esta línea, ha anunciado una nueva gira, la ruta ‘Renace la ilusión’, para poder escuchar las problemáticas de cada territorio «de primera mano».

Para Saura, las prioridades son la «participación» de personas que han quedado «relegadas» bajo la actual Ejecutiva y la «riqueza y la diversidad» de ideas y personas en el seno de la formación.

El concejal ha lamentado que «los afiliados han estado descuidados» en los últimos años y ha defendido la necesidad de proporcionarles un «trato respetuoso».

Entre sus promesas, destacan que los territorios tendrán libertad para «modular» los pactos postelectorales a los que puedan llegar y destinar fondos de las campañas a todos los municipios, «no sólo a los de más relumbrón».

Por otro lado, ha criticado el «estrechamiento del espacio ideológico» del partido y ha reclamado «ampliarlo» y hablar de «otros temas», como la dificultad para conciliar la vida laboral y personal, el acceso a la vivienda de los jóvenes o sanidad y educación. «Llevarlos a primera línea y no dejar que haya otros partidos que los tengan siempre en la boca», ha resumido.

Alves, por su parte, ha defendido la necesidad de adoptar los cambios sociales de los últimos años en España al programa electoral y de consumar un cambio en el posicionamiento político, «no inclinarse a ningún lado», sino hacer «propuestas liberales».

En referencia a los afiliados, ha hecho hincapié en la importancia de consultarles las decisiones «para que no salgan cosas como la Ley del ‘Sólo sí es sí’ –Ciudadanos votó a favor, lo que le ha hecho cosechar críticas por las rebajas de penas a delincuentes sexuales que ha posibilitado desde que entró en vigor–«.

Además, ha defendido que la militancia ha de tener «vías y canales» para comunicarse con los representantes. «Escucha activa», ha subrayado.