lunes, 6 febrero 2023 12:20

El «síndrome de Estocolmo» de Mercedes González con Reyes Maroto descuadra al PSOE de Madrid

En el PSOE de Madrid no dan crédito con la actuación de Mercedes González respecto a Reyes Maroto. La formación socialista está embarcada en una misión importante, dar a conocer a Reyes Maroto, dado que la ministra de Industria, Comercio y Turismo cuenta con un perfil totalmente desconocido. Por este motivo, no han dejado en hacer campaña para que los ciudadanos conozcan a su candidata al Ayuntamiento de Madrid y hay una persona que sorprendentemente se ha volcado con esta cuestión, Mercedes González. Esta política se ha puesto manos a la obra y esta trabajando de lleno en la campaña electoral de Reyes Maroto. Desde eventos, actos, discursos y mensajes a través de redes sociales son algunos de los movimientos que está llevando a cabo González. Unas acciones que han descuadrado totalmente al Partido Socialista Obrero Español de Madrid, dado que les sorprende la actuación que ha adoptado Mercedes González.

La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González iba a ser la candidata socialista al Ayuntamiento de la capital, o eso fue lo que le prometió Félix Bolaños. No fueron ni una ni dos veces los momentos en los que el ministro de Presidencia le prometió a la delegada del Gobierno que sería ella la candidata del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid. Cuando Mercedes González vendía a los suyos que sería ella la elegida lo hacía con conocimiento de causa. Bolaños le había prometido una y mil veces que sería ella y se lo decía porque presuntamente el propio presidente del Gobierno así lo quería. Sin embargo, en cuando Juan Lobato, secretario general del PSOE de Madrid, empezó a trabajar en contra de los intereses de Mercedes González, Félix Bolaños no se opuso. Y aquí es donde está esa traición de la que todos hablan.

Sin embargo, parece que Mercedes González ha asumido deportivamente la candidatura de Reyes Maroto y no solo es sino que está tratando de ayudarla a hacer campaña. La política madrileña no ha dudado en hacer campaña y recorrerse toda la capital con este objetivo. Su cuenta de Twitter está llena de todos los actos y eventos a los que ha acudido esta política con el fin de ganarse el apoyo de la población madrileña en favor de la ministra de Industria, Comercio y Turismo. Tanto es así es que la voz cantante en este tipo de evento la lleva ella, dado que la candidata se limita a hacer acto de presencia.

Hortaleza, Villaverde, Usera, Entrevías o Arganzuela son algunos de los municipios que Mercedes González se ha recorrido junto a Reyes Maroto para tratar de dar a conocer a la candidata socialista al Ayuntamiento de Madrid. Algo que no ha pasado desapercibido para el PSOE de Madrid, dado que su forma de actuar ha descuadrado a la formación. Nadie dentro de filas del partido madrileño se esperaba este movimiento por parte de la casi candidata socialista. Nadie se esperaba que Mercedes González se pusiera a trabajar en favor de Reyes Maroto. El PSOE-M está atónito ante este guion inesperado.

Que Mercedes González se pusiera a trabajar en una campaña que no fuera la suya propia era algo que nadie esperaba. Es decir, que la delegada de Gobierno se ponga a trabajar en favor de dar a conocer a su rival directa, en pos de la persona que le ha quitado el sitio es algo que ha descuadrado a todos. Y es que, parece que Mercedes González tiene claro es que más importante trabajar por tener unos buenos resultado electorales. Así, a menos de 6 meses de la llamada a las urnas para elegir a quien será el próximo líder del Palacio de Cibeles, la delegada del Gobierno ha decidido volcarse con la candidatura de Reyes Maroto.

LA TRAICIÓN DE FÉLIX BOLAÑOS A MERCEDES GONZÁLEZ

Félix Bolaños es un mal enemigo. La salida del exjefe de gabinete Iván Redondo de Moncloa le dejó vía libre para convertirse en la mano derecha del todopoderoso presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Y el ministro de Presidencia de Gobierno ha aprovechado la oportunidad hasta el punto de que se ha convertido en el mejor interlocutor entre el líder del PSOE y el resto del partido. El problema es que en Ferraz empieza a circular el comentario certero de que Félix Bolaños “no es de fiar”, y menos cuando se tiene en cuenta la traición del ministro a la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González. Bolaños está en una dinámica propia de la realpolitik que le ha alejado de las lealtades de partido y de las amistades para convertirle en un despiadado ejecutor de voluntades. Y la propia delegada del Gobierno da cuenta de ello.