lunes, 30 enero 2023 17:25

La Guardia Civil pide más recursos en la frontera de Ceuta y Melilla ante el aumento de migración

La situación de Ceuta y Melilla respecto a la migración ilegal es una situación compleja, dado que son las principales vías de entrada a Europa. Lo que supone todo un quebrado de cabeza para la Guardia Civil, dado que deben proteger las fronteras y tratar de contener los intentos masivos de salto de la valla. Además, cada vez son más los intentos de ciudadanos procedentes de distintos puntos de África los que tratan de llegar a suelo español a través de estas dos ciudadanos autónomas. Sin embargo, los recursos y el personal de la Guardia Civil no se han incrementado. Por este motivo, la Asociación Profesional de la Guardia Civil (JUCIL) ha reclamado al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska medidas ante esta situación y han destacado que actualmente se encuentran «sin los recursos y efectivos para realizar su labor con garantías».

La inmigración en Ceuta y Melilla es una cuestión que preocupa y mucho al magistrado socialista, considera que el control de las fronteras es todo un problema que es mejor quitarse de encima. Así, Fernando Grande-Marlaska no ha dejado de aprobar distintas partidas de dinero dirigidas a los principales países de los que proceden los migrantes que intentar saltar la frontera de forma ilegal. Entre ellos, Mauritania, Argelia y, sobre todo, Marruecos han sido los más beneficiados de esta cuestión. Al ministro del Interior parece no importarle invertir elevadas cantidades de dinero con tal de que sean estos territorios los que gestiones los flujos migratorios.

las asociaciones han destacado que no cuentan con «recursos ni efectivos para realizar su labor con garantías»

Sin embargo, esta es una cuestión que no ha dejado de incrementarse y que ha supuesto un punto de fricción entre los agentes y el políticos. Y es que, la Guardia Civil no ha dejado de reclamar a Fernando Grande-Marlaska, así como a la directora General del instituto armado, María Gámez, que dote a los agentes del material necesario para garantizar la protección de las fronteras, así como que incremente el personal a medida que crece la migración en estos territorios. En concreto, ha sido Melilla ha sido el territorio donde se han producido los últimos altercados más graves en materia migratoria. Tanto es así, que el ministro ha estado en el punto de mira por esta cuestión.

Uno de los últimos asaltos de la valla de Melilla, que se produjo en junio, acabó con la vida de 27 personas, según destacaron las ONG´s. Sin embargo, lo polémico de la situación es que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado tanto de Marruecos como de España trataron de contener el asalto haciendo uso de la violencia con el fin de que entre 1.500 y 2.000 personas no llegaran a territorio español. Estos hechos pusieron a Marlaska en una situación comprometida hasta el punto de que los distintos partidos de la oposición pidieron la comparecencia del ministro en el Congreso de los Diputados. Durante su intervención incidió en que ninguna muerte se había producido en España.

ceuta y melilla 1 Moncloa

Lo que está claro es que los hechos demostraron la que capacidad de España para poder contener tales asaltos masivos se tambalea y, por este motivo, las distintas asociaciones de agentes que llevan a cabo sus servicios en estas ciudades están reclamando más dotación de personal y material. Y todo porque saben que con los recursos con los que cuentan actualmente es muy difícil mantener un control de las fronteras y evitar los flujos migratorios. Ante esta situación se ha abierto una nueva vía y es que el Gobierno se está planteando la cosoberanía de Ceuta y Melilla con Marruecos. Se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que el control estas dos ciudades autónomas se reparta entre España y el país marroquí.

EL GOBIERNO SE PLANTEA LA COSOBERANÍA DE CEUTA Y MELILLA CON MARRUECOS POR EL CONTROL DE FRONTERAS

Hasta ahora parecía una quimera. Pero a medida que avanzan las relaciones diplomáticas con Marruecos, son cada vez más los que deslizan que el Gobierno ha puesto sobre la mesa la idea de que la soberanía de Ceuta y Melilla podría compartirse con el país vecino. Desde el Ejecutivo lo niegan. Y las fuentes del Gobierno consultadas insisten en que es algo que el PSOE no se ha planteado. No a corto plazo, al menos. El problema es que en el CNI y otros sectores de la policía aseguran cada vez con más fuerza que la cosoberanía de Ceuta y Melilla con Marruecos se ha puesto encima de la mesa en más de una ocasión. Los hay que aseguran que ya se ha firmado un pacto para llevarlo a cabo, pero los más prudentes solo aseguran que para el Gobierno siempre ha sido una posible moneda de cambio de la que disponer si merece la pena.