lunes, 30 enero 2023 23:02

Consejos para problemas de deudas

A veces puede parecer complicado saber cómo salir de una deuda, sin pedir un préstamo para poder pagarla. Sin embargo, con algunos consejos para problemas de deudas es una opción para conseguirlo. Además, con la ley de segunda oportunidad, puedes salir de todas tus deudas sin ningún problema.

Lo más importante es entender que no podemos salir de las deudas de un día para otro. Debemos tener mucha paciencia y la perseverancia para lograr cumplir nuestra meta. Te vamos a brindar útiles consejos sobre cómo salir de deudas y hacer de esto un hábito.

Salir de deudas sin pedir prestado

Muchas personas visitan los centros de asesoramiento que necesitan ayuda para salir de la deuda y preguntan: ¿Cómo puedo salir de mis deudas?

Una de las opciones más aconsejadas para llevar a cabo el proceso correctamente y con resultados positivos es buscar ayuda profesional.

No evitar los pagos pendientes

Hay muchas personas que intentan esconderse de la realidad y engañarse a sí mismas. Considerar que la situación económica está dentro de la norma, cuando la realidad es completamente diferente.

Para evitar que esto suceda, es necesario un buen enfoque para enfrentar los desafíos. Por lo tanto, es crucial que reconozcamos la existencia de un problema antes de abordarlo o buscar asistencia profesional.

Calcular el monto de la deuda

Calcular la cantidad precisa de dinero que se debe pagar cada mes, es útil para obtener una imagen clara de todo el panorama económico.

Una vez completado este paso, será el momento de desarrollar un plan con diferentes estrategias de pago para saldar todas las deudas.

No debemos caer en el tema de preguntarnos repetidamente: ¿Cómo puedo salir de la deuda si no tengo dinero?, o ¿Cómo puedo salir de la deuda sin pedir un préstamo?

Por un lado, será importante llevar un control de los gastos fijos que tenemos para la supervivencia, como las facturas de luz, agua y gas.

Por otro lado, todos los elementos de la lista que no sean absolutamente necesarios deberán eliminarse. Esta acción nos ayudará a no pasar por alto los gastos más significativos.

Evita los gastos hormiga

Los pequeños gastos frecuentes y con muy poco significado, son conocidos como los gastos hormigas.

Al finalizar el mes puede resultar ser un monto significativo, si estamos acostumbrados a realizar pequeñas compras y con poco significado en nuestro día a día.

Cuando reducimos este tipo de gastos, podeos tener la suficiente liquidez de dinero para no endeudarnos.

Cuidado con las tarjetas de crédito

Cuando uno tiene tarjetas de crédito, es más fácil incurrir en gastos excesivos e innecesarios. El mejor consejo que podemos darte es que trates de limitar su uso a situaciones en las que sea realmente necesario.

Debemos recordar que el objetivo principal es reducir la deuda, no acumular más.

Es necesario que limites la cantidad de dinero que tienes disponible en tu tarjeta de crédito, es una gran opción para no caer en un círculo de deudas.

Establecer un fondo de emergencia

Se recomienda tener disponible un fondo de emergencia para cualquier imprevisto. De esta forma, podremos hacer frente al pago sin acumular más deudas pendientes.

Por ejemplo, es posible que ocurra un viaje inesperado, un accidente automovilístico o un gasto eléctrico.

El riesgo de no tener suficiente dinero para realizar los pagos, será sustancialmente mayor si no existe dicho fondo. Para evitar estos casos, es recomendable seguir ahorrando parte de los ingresos mensualmente.

Crear un plan de acción sobre cómo puedo pagar mis deudas

Un punto clave para garantizar el éxito de una estrategia de reducción de la deuda, es realizar un seguimiento de los gastos.

Como resultado, tenemos una comprensión clara y concisa de la situación y sabemos qué haremos, cuándo y cómo liquidar los pagos pendientes. Podríamos esperar que la estrategia sea considerablemente más lenta y más difícil si no tenemos en cuenta este punto.