lunes, 30 enero 2023 20:53

El PSOE de Córdoba utiliza la cabalgata para distribuir propaganda del partido

El PSOE de Córdoba ya se ha puesto en modo campaña para las próximas elecciones municipales. Parece ser que ya han disparado el pistoletazo de salida de la precampaña y están trabajando para ganarse el apoyo de los ciudadanos y la cabalgata de reyes se presentaba como el escenario perfecto para esta cuestión. Así, decidieron utilizar este actos para colar entre los caramelos que lanzan las carrozas chucherías con el emblema del Partido Socialista. Una cuestión que no ha dudado en denunciar el diputado por Córdoba en el Congreso de los Diputados, Andrés Lorite, quien ha calificado esta acción como «vergonzosa» y «cutre manipulación».

El política del Partido Popular ha utilizado su cuenta de Twitter para dejar constancia de lo ocurrido durante la cabalgata de reyes de Córdoba. Así, ha publicado un post que reza: «Al PSOE Córdoba se le ve muy nervioso ante las próximas elecciones municipales del 28M. Estas «inocentes chucherías» fueron repartidas en la cabalgata de Reyes Magos de La Carlota, municipio de la jefa del partido Rafaela Crespín. ¡Vergonzosa y cutre manipulación!». A este texto le acompaña la imagen de lo que parecen unos gusanitos con el logo de la rosa en el puño y las siglas de PSOE.

Una cuestión sobre la que la formación socialista no se ha pronunciado respecto a estas cuestiones. Y es que, está prohibido utilizar la posición al frente de un organismo público para hacer propagando de un partido político y en este caso el PSOE ha utilizado el Ayuntamiento de la localidad para propaganda de la formación. En este caso, además, la cabalgata de los reyes se presentaba como el escenario perfecto, un lugar al que acudirían miles de personas. Es decir, una oportunidad para comenzar a hacer campaña y tratar de ganarse el voto de los ciudadanos.

Y es que, las elecciones municipales en Córdoba se encuentran a la vuelta de la esquina, faltan a penas cinco meses para que se lleven a cabo los comicios y las formaciones tienen claro que deben darlo todo para afianzar el voto de los ciudadanos. En el caso del PSOE quieren intentar mantener el municipio para evitar que la comunidad se tiña de azul también en las localidades. Los socialistas no pueden permitirse seguir perdiendo poder en la Comunidad andaluza, necesitan continuar al frente de los gobierno que todavía se enmarcan bajo sus siglas.

Las pasadas elecciones andaluzas supusieron un duro golpe para el PSOE, quienes no tenían ninguna esperanza en Juan Espadas, pero tampoco se esperaban que Juan Moreno Bonilla fuera a conseguir la ansiada mayoría absoluta. Una cuestión que hizo saltar todas las alarmas ante lo que podría ocurrir a nivel municipal. Desde Ferraz no están dispuestos a permitir que esto ocurra y ya están pensando en la forma de dar puerta a Juan Espadas y comenzar una nueva etapa en el PSOE de Andalucía bajo el liderazgo de Felipe Sicilia. Este político podría suponer un lavado de imagen para la formación de cara a las municipales.

FELIPE SICILIA ASPIRA A HACERSE CON EL PSOE DE ANDALUCÍA

Felipe Sicilia, el nuevo bad boy del PSOE, llamado a endurecer el discurso del partido contra el PP, está de enhorabuena no solo porque Pedro Sánchez haya confiado en él para vender el nuevo discurso socialista. Hay una pequeña gran ambición de Felipe Sicilia que cayó en saco roto cuando el peso de Juan Espadas, exalcalde de Sevilla, le llevó a la candidatura del PSOE en Andalucía. Él quería ese puesto, pero no consiguió arrebatarle a Espadas la cabeza de lista porque no tenía contactos suficientes en la parte más importante del Partido Socialista: la de Andalucía. Ahora que se ha publicado un sondeo interno en la formación sobre Espadas, las esperanzas de Felipe Sicilia se han disparado. Ya solo se le ve sonreír por los pasillos del Congreso de los Diputados y ya se plantea que de aquí a cuatro años estará en su tierra.

Felipe Sicilia no quiere que su futuro político se quede en el Congreso. No se ve como ministro ni se ve como secretario de Estado. Pero sí que se ve como candidato en Andalucía desde hace años pese a que no consiguió acabar con el edulcorado y muy criticado Juan Espadas. Ahora que ha salido un sondeo que prácticamente declara nulas las opciones políticas de Espadas, por no hablar de que hunde la imagen de la marca, Sicilia está convencido de que es su momento de abordar el barco. En Andalucía se prevén cambios profundos y sustanciales en cuanto a su directiva. El problema es que Pedro Sánchez aún no ha puesto el ojo en esta delegación. Y mientras todos esperan los cambios, Sicilia se dedica a cumplir su cometido de bad boy socialista lanzando críticas duras y a veces fuera de tono al Partido Popular de Alberto Núñez Feijoo.