viernes, 17 marzo 2023

Dos diputadas venezolanas en el exilio piden al Gobierno que no estime la solicitud de extradición de la dictadura

Las diputadas venezolanas Dinorah Figuera y Auristela Vásquez de Castillo, presidenta y primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional, han decidido solicitar al Gobierno que desestime la solicitud de extradición en su contra, que fue anunciada por la dictadura de Nicolás Maduro a través del fiscal general, Tarek William Saab, quien informó que habían sido libradas órdenes de aprehensión contra la nueva directiva del parlamento venezolano.

En conversación con Moncloa.com, Figuera señaló que dirigirán una comunicación formal a la representación iberoamericana del Gobierno para alertar sobre la situación y así garantizar que sean respetado sus derechos, pues en el caso de Figuera, está en España en calidad de asilada política, tras haber tenido que salir del país en 2018 después de haber denunciado el asesinato del concejal Fernando Albán, quien falleció tras haber sido lanzado desde una de las ventanas del edificio donde funciona la policía política venezolana (Servicio Bolivariano de Inteligencia), donde lo tenían detenido e intentaron simular que se había suicidado.

«Esto es una muestra más de la criminalización de la lucha libertaria que tenemos los venezolanos. Yo soy una más de los millones de venezolanos que nos encontramos en el exilio, pero ahora estoy al frente de la última institución legítima que queda en el país, que es la Asamblea Nacional. Nosotras asumimos, como mujeres políticas, esta responsabilidad y trabajaremos en función de lograr preservar los recursos del Estado y en consolidar la unidad para que haya elecciones libres en Venezuela», expresó la diputada en conversación telefónica con este medio.

El pasado lunes el tribunal 49 de Control emitió una orden de captura contra Figuera, Vásquez y la también diputada en el exilio Marianela Fernández, por la presunta comisión de los delitos de usurpación de funciones, traición a la patria, asociación para delinquir y legitimación de capitales, por haber sido juramentadas como las nuevas directivas de la Asamblea Nacional de Venezuela, tras la disolución del gobierno interino que lideró hasta el 30 de diciembre de 2022 el también diputado Juan Guaidó, desde enero de 2019.

Figuera aseguró que tras su llegada a España y solicitar el asilo político, le ha tocado comenzar de cero, como a cientos de miles de venezolanos que han tenido que huir de su país, a consecuencia de las amenazas de la dictadura de Nicolás Maduro. «Yo he tenido que comer en comedores populares, me ha tocado vivir en casas compartidas y en este momento estoy al cuidado de una persona de la tercera edad, pero estoy muy orgullosa de mi y de los miles de venezolanos a los que nos ha tocado pasar trabajo, porque estamos mostrándole al mundo cuáles son las consecuencias de lo que ha provocado la dictadura en el país», expresó la parlamentaria venezolana.

La diputada Auristela Vásquez de Castillo también conversó con Moncloa sobre la orden de captura y el anuncio por parte de las autoridades venezolanas de que pedirán a España la extradición de la nueva directiva de la Asamblea Nacional para señalar que confía en que el Ejecutivo dirigido por Pedro Sánchez no acceda a las peticiones de la dictadura de Nicolás Maduro y no de curso a la solicitud de extradición.

«Yo estoy en España desde 2017, tras todas las protestas que hubo en el país, que me provocaron una lesión en la cadera. Tuve que salir de Venezuela por la frontera con Colombia y de allí mi hijo me trajo a España», expresó Vásquez a este medio.

La diputada además apela a la solidaridad de los diputados españoles, con quienes asegura que han tenido reuniones en varias ocasiones, para que alerten sobre la situación y no permitan que la dictadura accione sobre el Gobierno español y presione para que las diputadas que se encuentran en el exilio sean capturadas y entregadas a las autoridades venezolanas.

En la actualidad, según comentó la diputada Vásquez, en España hay ocho diputados de la Asamblea Nacional exiliados; todos ellos tuvieron que salir de Venezuela debido a diversas amenazas por parte de la dictadura de Nicolás Maduro.

La diputada Figuera explicó que ahora el Parlamento venezolano tendrá que conformar las diversas comisiones para continuar con el trabajo que han venido desarrollando, pero que el foco está puesto en la preservación de los recursos del Estado, por lo que tendrán que darle forma al Consejo de Administración y Protección de Activos de los Bienes del Estado, del cual formarán parte cinco diputados, para garantizar que estos recursos no vayan a parar a manos de la dictadura de Nicolás Maduro.

Vásquez también señaló que el foco del Parlamento venezolano este año estará puesto en lograr que los partidos políticos se pongan de acuerdo para conseguir la unidad y consigan una candidatura unitaria para medirse en las elecciones presidenciales libres y democráticas que posiblemente se celebrarán en el país suramericano en 2025.

«El régimen de Nicolás Maduro no me va a amilanar. Yo tengo más de 35 años de lucha sindical y estoy acostumbrada a la lucha. Yo confío en el Gobierno del compañero Pedro Sánchez y espero que no cedan ante la dictadura», dijo la diputada Vásquez.