lunes, 6 febrero 2023 12:20

Miguel Tellado se convierte en el ‘sheriff’ de Génova pese a sus «ataques» a compañeros de partido

Miguel Tellado es uno de los favoritos del equipo de Alberto Núñez Feijoo. El presidente del Partido Popular no suele confiar en nadie. No al menos si no son gallegos o forman parte de ese grupo de Whatsapp de seis personas que se ha convertido en el núcleo de todas las decisiones de Génova. Aún así, Miguel Tellado, vicesecretario de Organización del PP, se ha convertido en uno de los pocos que sí suenan con fuerza para ser un peso pesado en el partido. Lo ha hecho poco a poco y sobretodo pese a los comentarios afilados contra él que desfilan por Génova. Algunas fuentes incluso recuerdan cómo Tellado se ha tomado la libertad de hablar mal de altos perfiles del PP con cargos de mucha responsabilidad en un claro alarde de posición dentro del partido, pero todo ello no ha minado ni lo más mínimo la proyección interna del vicesecretario de Organización. Que llegará a ministro no lo duda nadie, pero muchos advierten de que empieza a dejar muchos enemigos por el camino.

La posición de Tellado es complicada. Es alguien a quien todos se quieren acercar porque saben que a su lado podrán crecer dentro del Partido Popular. Es gallego, sí, pero no solo ha conseguido ascender por ello. Feijoo se ha llevado al 85% de su gente de confianza de la Xunta y ahora espera que sean ellos quienes trufen el nuevo Gobierno, siempre y cuando gane las elecciones. Pero el caso de Tellado va un poco más allá; hasta el punto de que hay quien ya entre bromas le llama «vicepresidente». El problema es que mientras Tellado vive una auténtica luna de miel en Génova cuando se junta con los suyos, su carácter «deslenguado» le empieza a granjear potentes enemigos dentro del partido. Todo por comentarios que venían de la mano del propio Miguel Tellado que no han sido precisamente amigables para con pesos pesados de Génova, empezando por el propio Esteban González Pons y acabando por la expresidenta del Congreso de los Diputados Ana Pastor.

TELLADO, EL ‘SHERIFF’ DEL LUGAR

Tellado es uno de esos perfiles que ahora mismo juega con el cielo y el infierno político. Por un lado, la confianza de Feijoo le ha dado las alas suficientes como para moverse por el PP como el nuevo Teodoro García Egea. Hace lo que quiere, pero sobretodo dice lo que quiere sobre quien quiere. Sus paseos por los eventos populares se caracterizan pos su burbuja. Tanto es así que fuentes fundadas del Partido Popular recuerdan con cierto asombro que no esconden cómo Tellado ponía «de vuelta y media» a más de un dirigente popular presente en el propio acto. Esta doble condición tiene a más de uno en un grado de tensión importante porque ven la forma en la que uno de los pesos pesados de Feijoo ya señala sin pudor a quienes no tendrán cabida en el próximo Gobierno, siempre que den los números.

Miguel Tellado se ha convertido en lo que debería haber sido cualquier peso pesado en el PP. Tiene funciones que dependerían de otros, pero su posición real en Génova es mucho más importante y relevante de lo que dicta su propio cargo. A día de hoy, las fuentes solventes del Partido Popular tienen claro que quien más manda en el PP no es precisamente Esteban González Pons, Cuca Gamarra o Elías Bendodo. Quien más galones tiene para decirle a los propios integrantes de la formación qué tienen que hacer es Miguel Tellado. Ha ganado peso en el PP hasta extremos que nadie se espera. Pero lo que lo ha evidenciado ha sido precisamente su pasión por lanzar comentarios poco estilosos sobre compañeros de partido sin que hubiera ninguna consecuencia política para él.