DGT: ¿Qué etiqueta le corresponde a mi coche y cómo puedo mejorarla

Hoy en día, se habla mucho sobre los distintivos ambientales de la DGT. Estas etiquetas son aquellas que representan el grado de contaminación de un vehículo, indicando si puede o no circular por las ZBE, que serán implementadas en todas las ciudades de menos de 50.000 habitantes en 18 meses máximo.

¿Qué etiqueta me corresponde? ¿Qué restricciones tengo? ¿Qué puedo hacer si mi coche no cumple con las etiquetas? Vamos a analizar todas ellas y también el único método de convertir una etiqueta C en una etiqueta ECO de forma legal y económica.

Cómo convertir mi coche a etiqueta ECO

DGT

Ya hemos visto que la DGT avisa de que puede haber restricciones para los coches con etiqueta C y B, que tendrán que pagar peajes urbanos para poder circular y no podrán aparcar. ¿Se puede hacer algo al respecto? Si tienes etiqueta B o no tienes etiqueta, no puedes hacer nada, pero si tienes etiqueta C, puedes convertir tu coche en ECO por relativamente poco dinero.

Por unos 1500 euros, puedes instalar un sistema GLP, que consiste en la sustitución de la rueda de repuesto (obligándote a comprar kit antipinchazos) por un depósito de GLP. Este gas es más económico y menos contaminante que la gasolina, así que se considera ECO. Lo que tienes que hacer es ir a un taller especializado para realizar la instalación para después pasar la ITV en 15 días y que los técnicos vean que está homologado.

Podrás seguir utilizando la gasolina, pero tendrás un depósito adicional y podrás ir cambiando de uno a otro a conveniencia. Generalmente, es solo para coches de gasolina, porque en los vehículos diésel es mucho más caro, aunque también puede hacerse.