martes, 31 enero 2023 01:24

En Podemos insisten con la receta chavista de regular los precios de los alimentos

En Podemos comenzó la campaña y la mejor idea que han tenido dentro de la tolda morada, para comenzar la semana endulzándole el oído a los votantes es proponer, una vez más, la receta chavista de regular los precios de los alimentos, como una «solución» para controlar el incremento del costo de la canasta básica, que el mes pasado se ubicó por encima del 15,7 %.

Este lunes bien temprano, varios de los miembros del partido madrugaron para a primera hora seguir, en fila, la directriz del partido y comenzar a a lanzar la estrategia de proponerle al PSOE para que desde el Gobierno que dirige Pedro Sánchez compren el discurso de que la mejor manera de frenar el incremento del costo de los alimentos, que afecta desde hace un año al país, es a través de la regulación de los precios, yendo directamente a por los supermercados.

La primera en alzar la voz fue la ministra Ione Belarra, quien lanzó un hilo de twitter a través del cual sugirió la necesidad de fijar precios máximos a una lista básica de por lo menos 20 alimentos, tal como se hizo con las mascarillas, cuando comenzó la pandemia ocasionada por la Covid-19, en 2020.

La propuesta de la portavoz de Podemos es que los precios sean congelados al mismo monto que tenían en febrero de 2022, cuando comenzó la invasión de Rusia a Ucrania, que es uno de los argumentos que ha utilizado el Ejecutivo para tratar de justificar la inflación y la crisis energética ocasionada por la guerra, lo que ha incidido en los costos.

La ministra Belarra, en su largo comentario, también lanzó la propuesta al PSOE de ofrecer ayudas directas a pequeños comercios, para que pudiesen continuar vendiendo los alimentos con los precios congelados, sin que esto les suponga pérdida, pero además, advirtió que en el caso de que el PSOE no acepte la alternativa, sugerirán también acciones como las de los subsidios de 20 céntimos que se dieron a los combustibles duran los últimos cuatro meses del 2022.

Tras la propuesta hecha desde Podemos, saltó la ministra del Trabajo, Yolanda Díaz a apoyarlos, señalando que «son bienvenidas», pues ya hace unos meses atrás fue ella misma quien mencionó la alternativa de ponerle un tope al precio de los alimentos, como una alternativa para combatir la inflación en el país.

«Vengo diciendo desde verano que los precios de la alimentación son imposibles para las familias españolas y, por tanto, todas las medidas que aportemos a este debate son clave. Hemos de actuar con prontitud y bajar el precio de la compra», ha dicho Díaz a los medios de comunicación en un evento al que acudía la mañana del lunes.

No obstante, la propuesta de Podemos también ha sido lanzada justo en el momento en el que el partido morado continúa intentando endulzar a la líder de Sumar para que se convierta en su candidata, para las elecciones generales, pero la realidad es que Díaz pasa de todo lo que tenga que ver con Podemos, como organización política y se ha encargado de dejárselo muy claro en todas las oportunidades que tiene.

Tras la publicación del tuit de Ione Belarra, la secundó Lilith Verstrynge, secretaria de organización de Podemos, quien escribió en su red social: «Muchas personas tienen dificultad para hacer la compra por la subida de precios derivada de la guerra. Proponemos intervenir el mercado y fijar precios máximos a los alimentos básicos. En tiempos de crisis debemos usar todos los mecanismos del Estado para proteger a las familias», alineada con lo que ha dicho Belarra y con las directrices del partido.

A medida que se acercan las fechas de las elecciones autonómicas y municipales Podemos tantea ciertas estrategias, que son cada vez más populistas, con la intención de convencer a los electores de que, frente a la crisis, ellos son una «buena» alternativa, copiando propuestas del modelo chavista, que ha quedado más que demostrado que son ineficientes y que lejos de resolver una situación, generan otros problemas como el desabastecimiento y la especulación, tal como ha sucedido en Venezuela durante muchos años, donde las políticas de control de precios de la dictadura ha provocado grandes pérdidas en negocios y escases severa en productos básicos de la canasta alimentaria.

Otro que habló al respecto de la medida fue el diputado podemita Pablo Echenique, quien utilizó el sarcasmo para hacer referencia a cuáles serían las posibles consecuencias que podrían traer la propuesta que lanzó la ministra Ione Belarra, satirizando el hecho de que la medida podría ser catalogada como bolivariana, pero que seguramente al final podría acabar publicándose en el Boletín Oficial del Estado (BOE).