martes, 31 enero 2023 02:05

El divorcio de 2008 y la humillación de 2019, claves en la ruptura entre PP y UPN

Las encuestas encargadas por UPN sostienen que el centro-derecha navarro obtendrá más escaños separado en tres listas (regionalistas, PP y Vox) que reeditando Navarra Suma, que incluía a los dos primeros y al desangelado Ciudadanos.

Javier Esparza cree que UPN ensancha su capacidad de alcanzar voto templado sin ir coaligado con el PP y también sostiene que podría alcanzar la presidencia de Navarra con un acuerdo con el PSOE que hoy en día se presenta complicado por las malas relaciones de socialistas y populares. 

Es cierto que a esta ruptura también ha contribuido el Partido Popular, que de la mano de Alberto Núñez Feijóo quería ponerse en valor en Navarra tras casi tres décadas actuando bajo la tutela efectiva de UPN.

Feijóo no olvida el divorcio de 2008, año en el que UPN rompió su coalición electoral porque el PSOE le permitió gobernar Navarra a pesar de existir una mayoría progresista en el Parlamento foral, ni que en 2019 los regionalistas antepusieron su pacto con Ciudadanos a su acuerdo con el PP.

Ambos conflictos, y unas encuestas que garantizan que el PP en solitario tendrá representación en Navarra en 2023 (cuando en 2019 no alcanzaban el 3% exigido en muchos de los pronósticos), llevaron a Feijóo y al nuevo líder popular en Navarra, Javier García, a forzar la maquinaria, impulsar unas negociaciones de tú a tú con UPN. 

Los populares, además, no escondieron sus simpatías hacia los diputados tránsfugas Sergio Sayas y Carlos García Adanero, proscritos por los regionalistas desde que les mintieron a la hora de votar contra la Reforma laboral que ha desplomado la temporalidad laboral en España. Sayas y García Adanero, con su Plataforma de Navarra, ultiman ahora su incorporación al PP.

INTERCAMBIO DE GOLPES

«UPN ha renunciado a ser centro derecha. UPN quiere ser con Javier Esparza muletilla del Partido Socialista». Con estas palabras el vicesecretario de Organización del PP, Miguel Tellado, dejaba claro su divorcio con los regionalistas.

Esparza le ha replicado: «Son unas declaraciones intolerables, injustas, fuera de lugar y repletas de mentiras por un mero interés partidista. El PP traicionó a UPN y ahora nos insulta. Pretenden justificar la deslealtad del PP con UPN tras haber preparado la traición de Sayas y Adanero. Esperábamos que, con la llegada de la nueva dirección al PP, las malas artes desaparecieran, pero es evidente que se han mantenido». 

El líder regionalista recuerda que los populares presionaron en favor de la traición de ambos diputados, tal y como ha desvelado Pablo Montesinos: «En ese momento, el PP era socio de UPN y, por tanto, la deslealtad es absoluta. En definitiva, es evidente que el PP traicionó a UPN y animó a Sayas y Adanero a engañar a su partido y a todos los españoles, diciendo que iban a acatar la disciplina de voto para hacer luego lo contrario. Parece que esta es la forma de entender la política del Partido Popular, con mentiras, traiciones y malas artes a un socio leal como UPN».

Tellado, por su parte, también ha dejado la puerta abierta a sumar a personas de Cs: «Debe ser el PP de Navarra quien hable con los diputados Sayas y Adanero y con otros integrantes de Navarra Suma porque también hay representantes de Ciudadanos que probablemente no concurran a las elecciones y que pueden tener cabida en nuestro proyecto en Navarra». 

El secretario de Organización estatal de Ciudadanos, y líder de los naranjas en Navarra, Carlos Pérez-Nievas, ha lamentado la postura de UPN de romper Navarra Suma: «No me ha sorprendido nada, me parece un error y las formas han sido poco adecuadas. Me niego a pensar que UPN, PP y Cs por separado van a tener más escaños que Navarra Suma. UPN tendrá sus siglas, ¿pero le interesa plantearse un escenario en el que baje por primera vez de 15 parlamentarios y roce lo que tiene ahora el PSN?».

El parlamentario añade: «UPN ha convertido recuperar la presidencia en una obsesión, pero es tirar una moneda al aire. Nadie de la ejecutiva nacional del PSOE se ha opuesto a Sánchez. ¿Ahora el PSOE va a cambiar de opinión con respecto a Navarra?».