viernes, 27 enero 2023 10:41

Ruiz-Escudero vende que no será candidato por Pozuelo para ser candidato

El actual consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz-Escudero, ya tiene la cabeza puesta en las elecciones municipales de Pozuelo de Alarcón. Municipio que supondría el retiro dorado del popular, que ya parece estar contando las horas para liderar el bastión popular desde su Ayuntamiento. Un plan a futuro para el que el consejero está llevando a cabo una estrategia de lo más peculiar: afirmar en los pasillos populares que no espera ser el candidato elegido por Ayuso, para conseguir el efecto contrario, y ser oficialmente nombrado como candidato a la alcaldía del bastión popular.

Pocos meses quedan para que los españoles vuelvan a ejercer su derecho democrático en las urnas, para escoger a sus próximos representantes a nivel municipal, autonómico y nacional. Un momento que en la Comunidad de Madrid está suponiendo un importante «movimiento de sillas» en el equipo de Isabel Díaz Ayuso, que espera conseguir la mayoría absoluta en los próximos comicios autonómicos.

Movimientos políticos en los que el futuro de Enrique Ruiz-Escudero sigue siendo una incógnita. Y es que el político podría estar a punto de abandonar su cargo en la Consejería de Sanidad, después de unos años especialmente complicados debido a la pandemia del coronavirus. Desgaste evidente del departamento tras los peores momentos del Covid-19, que podría llevar a Isabel Díaz-Ayuso a ofrecer a Escudero un futuro político dentro de la formación en la Comunidad de Madrid, pero alejado de su gestión más directa.

AYUSO «ELIMINA» A SUSANA PÉREZ QUISLANT

Un futuro del actual consejero de Sanidad que señala directamente al municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón. Opción que resulta prácticamente natural dentro de los pasillos del Partido Popular, ya que Ruiz-Escudero ostenta la presidencia del partido en el municipio, lo que le convierte en el candidato «idóneo» para gestionar la alcaldía.

Un candidato que cada vez suena con más fuerza. Especialmente, debido a las fuertes tensiones entre Ayuso y la actual alcaldesa popular de Pozuelo, Susana Pérez Quislant. Y es que la presidenta popular no perdona a Quislant el haber sido una de las claras apuestas de Teodoro García-Egea en la Comunidad de Madrid, ni la lealtad de la alcaldesa de Pozuelo hacia el ex secretario general del partido, que no dudó en buscar un puesto de la administración a los «amigos» de Teodoro García Egea, y en mostrarle su apoyo absoluto durante la guerra interna del partido.

Actitud de Susana Pérez Quislant que, unida a las fuertes polémicas que ha provocado dentro del Consistorio de Pozuelo, hará sin duda que la actual alcaldesa no repita en las listas municipales para mayo de 2023, siendo «borrada» de la propuesta popular para el municipio. Un puesto vacante que se espera que ocupe el consejero de Sanidad, a pesar de que aún no se haya hecho oficial su candidatura por Pozuelo, a pocos meses de la cita de los madrileños con las urnas.

Una falta de confirmación oficial que parece estar poniendo nervioso a Enrique Ruiz-Escudero, que parece querer atar su «retiro dorado» antes de que otro posible candidato pueda adelantarle en la carrera por Pozuelo. Nerviosismo evidente ante los comicios que ha llevado al consejero a diseñar un plan «sin fallos» para conseguir ser nombrado por Ayuso, y cuanto antes.

RUIZ-ESCUDERO JUEGA AL DESPISTE CON POZUELO

Así pues, el consejero de Sanidad estaría asegurando dentro de los pasillos del Partido Popular que no espera ser el candidato escogido finalmente por la presidenta del PP de Madrid para liderar el proyecto en Pozuelo de Alarcón. «Falsa modestia» que podría ser, en realidad, parte de un plan del consejero popular para que, finalmente, la presidenta del PP madrileño se decida por darle un voto de confianza.

Tal y como ha podido saber Moncloa.com, lo cierto es que esta estrategia podría pasar por que Escudero muestre su «resignación» a no liderar Pozuelo en las próximas elecciones municipales. Un gesto de «servidumbre» hacia los deseos de Isabel Díaz Ayuso que podría funcionar, decidiéndose finalmente la candidatura de Pozuelo a favor de los intereses del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Algo que no solo llevaría a Enrique Ruiz-Escudero a disfrutar de un retiro dorado en Pozuelo, donde pocas son las dudas de que el PP conseguirá volver a gobernar en el municipio, uno de los claros bastiones populares en Madrid. Y es que, además, la salida de Escudero de la Consejería de Sanidad supondría un claro alivio para el consejero, así como un saludable «cambio de imagen» de la Consejería de cara a las elecciones autonómicas.

Y es que, tras la pandemia del coronavirus, y en plena crisis entre Comunidad y sector sanitario, un cambio de aires dentro de la Consejería podría ayudar a «encauzar» de nuevo la Sanidad pública madrileña. Algo que, sin duda, supondrá un nuevo refuerzo para el plan electoral de Ayuso de cara a las autonómicas de 2023, en las que se espera que obtenga la mayoría absoluta.