lunes, 30 enero 2023 21:48

La importancia de META en el entorno tecnológico actual, según Antonio Velardo

/COMUNICAE/

AntonioVelardo Velardo Antonio AntonioVelardo Antonio Velardo scaled Moncloa

Ser un inversor en tecnología es un proceso complejo. Para poder entender el valor de una compañía tecnológica, es necesario observar su representación contable. Según explica el especialista Antonio Velardo, los inversores en valor no tienden a estar dispuestos a pagar por el crecimiento. Por eso, encontrar un valor tecnológico en el que el crecimiento no esté tasado puede ser algo realmente difícil de lograr

Sin embargo, de acuerdo con Velardo, un inversor en valor fundamental debe preocuparse en recrear un balance ajustado de una empresa tecnológica. Es allí donde META adquiere un rol fundamental. 

Antonio Velardo explica el Earnings Power Value (EPV)
Teniendo en cuenta lo anterior, explica Antonio Velardo que una de las claves para entender el valor de las compañías tecnológicas tiene que ver con el PEV o Earnings Power Value. Este es una medida de beneficios sostenibles empleada frecuentemente en la Universidad de Columbia y que consiste en una aproximación capaz de poner a perpetuidad al WACC los beneficios sostenibles de una empresa. Ello, a la vez que suaviza los ingresos y el margen que no se consideran dentro de la norma, comprendiendo el ciclo típico de la empresa y construyendo un promedio.

Explica Antonio Velardo que, ahora, el objetivo principal es utilizar un enfoque de valor para poder analizar empresas tecnológicas, eligiendo a META como mecanismo para ello. Además, sostiene que una vez que se ha valorado que una empresa es capaz de producir buena rentabilidad, es decir, que ha logrado capitalizar beneficios sostenibles que son sus valores a su patrimonio total, se puede indagar aún más para identificar si la empresa tiene barreras de entrada, analizando el valor de franquicia.

El uso de META para reconocer el valor de activos
De acuerdo a lo que explica Antonio Velardo, se suele cometer el error de pensar que la valoración de los activos es algo que no tiene significado alguno para las empresas del sector tecnológico. No obstante, sostiene, es un dato que ofrece la oportunidad de verificar la esencia del foso cuando se compara con los beneficios sostenibles.

Cuenta Velardo que Meta reporta sus ingresos en dos segmentos. «Por un lado, la familia de Apps y, por otro, Reality Labs. En el caso del último, el principal problema en la actualidad tiene que ver con los 10.000 millones de dólares que se «perdieron» en el año 2021. Además, en el último trimestre, se perdieron 3.600 millones. La crisis está siendo vista por los inversores como un problema sustancial, pese a que desde la compañía de Zuckerberg no parece tener interés en dar respuesta a esta situación».

«Para entender un poco mejor la crisis de cotización de META, es necesario observar el tema de Reality Labs. El coste de este se encuentra en un drástico aumento, manteniendo alzas en los costes operativos de alrededor de un 50% y sin signos de bajar. Ello, explica Antonio Velardo, da cuenta de una inversión que no puede ser rentable».

La posibilidad de invertir en crecimiento
Tomando estos casos, explica Antonio Velardo, «se puede afirmar que invertir en crecimiento y en nuevas oportunidades para nuevos mercados puede ser la mejor alternativa en la actualidad. Esto se debe a que invertir en crecimiento permite que dicha inversión vuelva como una nueva corriente de flujo de caja libre. Ello, si la empresa es capaz de vender un producto que sea significativo y de utilidad».

A pesar de ello, sostiene Velardo que «META todavía tiene una ventaja competitiva, con una diferencia entre el valor del activo de $86,75 y un VPE medio de $162,29. Por eso, pagar por el crecimiento de la empresa podría verse justificado. Es debido a esto que Antonio Velardo sostiene que META puede ser una buena compra, comprando al nivel actual y esperando hasta los 165 o 180 dólares. Además, ante un escenario de repunte, META debería llegar a valer más de 250 dólares».

Fuente Comunicae

notificaLectura Moncloa