lunes, 6 febrero 2023 11:20

Génova se vuelca para intentar tapar lo evidente: Ayuso se revuelve contra Feijoo por la «gran coalición»

El Partido Popular intenta ocultar lo que es un secreto a voces a ojos de fuentes solventes de la formación. La «dinastía» de Isabel Díaz Ayuso ha vuelto a rebelarse contra las directrices que pretende imponer Génova para asegurarse el próximo Gobierno de Alberto Núñez Feijoo. Desde Sol destacan que Ayuso no está de acuerdo con el hecho de que el presidente del PP persiga la «gran coalición» con el PSOE. Respecto al hecho de que gobierne la lista más votada, Ayuso no tendría problemas, según declaran estas fuentes, pero no está conforme con que Feijoo prefiera pactar con el PSOE a toda costa antes que con Vox u otras fuerzas. Sin embargo, el equipo de Feijoo, ese clan gallego, se ha enrocado en el hecho de que «Ayuso no está contra que gobierne la lista más votada» para intentar ocultar que hay de nuevo diferencias internas.

Ayuso ha vuelto a ser la nota que desentona en la armonía de Alberto Núñez Feijoo. Lo mismo pasó con su predecesor, Pablo Casado, cuando intentó imponer determinadas doctrinas políticas por miedo a la pretensión de Ayuso. Pero ahora el miedo recorre Génova porque saben que con Ayuso en contra es difícil afrontar unas elecciones sin problemas. El plan de que gobierne la lista más votada, algo que solo busca la gran coalición con el PSOE, no convence a Isabel Díaz Ayuso precisamente porque busca un pacto con Pedro Sánchez. Sin embargo, en Génova se han volcado a «manipular» el discurso para ver si así consiguen evitar que se vean las rasgaduras de un PP que se vuelve a romper poco a poco.

LA DECLARACIÓN DE CUCA GAMARRA

La secretaria general del Partido Popular, Cuca Gamarra, ha asegurado este martes que no ha escuchado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, decir que no comparte la propuesta del partido para que gobierne la lista más votada en los ayuntamientos y ha apuntado que el planteamiento de la madrileña para llevar a cabo una segunda vuelta va en esta línea.

Díaz Ayuso reconoció ayer (cuando presentó Núñez Feijóo) su plan de calidad institucional– que no ve «mal» que no gobierne la lista más votada deslizando que se podría estudiar, por ejemplo, llevar a cabo una segunda vuelta.

«Yo no he escuchado eso a Isabel Díaz Ayuso, que no la comparta», ha asegurado la secretaria general en una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, en la que ha hecho hincapié en que «es un planteamiento que ha hecho el presidente del partido y que, además, es compartido en el PP».

En concreto, sobre buscar opciones como la que ha planteado la presidenta madrileña, ha apuntado que ahora mismo están hablando de una propuesta en «términos generales». Eso sí, ha destacado que esta idea de la segunda vuelta «va en el sentido de la lista más votada».

Respecto a si el plan de Feijóo queda restringido a municipios, Gamarra ha explicado que se trata de un compromiso en sentido amplio que empieza por los ayuntamientos, pero que «tiene vocación de plantear que la lista más votada sea quien gobierne en las distintas instituciones».

«Estamos en un momento en el que los españoles están preocupados por el deterioro institucional en el que nos ha introducido Pedro Sánchez con esos gobierno en los cuales las minorías y, en este caso, no solo las minorías, sino también aquellos que no creen en España y quiere romperla son los que mandan», ha añadido a renglón seguido.

Ante esto, ha indicado Gamarra, plantean esta iniciativa que busca que la lista más votada sea quien gobierne en ese camino, «que parece el correcto», ha añadido. «Entiendo que a Sánchez no le guste porque sabe que va a perder las próximas elecciones generales y solo piensa en fortalecer al máximo a todos los que son sus socios y aliados para sumar con ellos», ha enfatizado.

Preguntada acerca de si en el caso de que en Madrid se repita el escenario de las anteriores elecciones –pacto Cs y PP– Almeida tendría que dar un paso atrás, Gamarra ha aclarado que se trata de un planteamiento que debe partir de un acuerdo de partidos y eso conlleva que «algunas veces te pueda beneficiar y otras aparentemente te pueda perjudicar». «Pero son unas reglas del juego que la sociedad española le parecen sensatas y las apoya», ha zanjado.