miércoles, 29 mayo 2024

Óscar Puente oculta que quiere montar un «Valladolid Central» para recaudar 2,2 millones anuales

El alcalde de Valladolid ya tiene aires de grandeza y quiere imitar a Manuela Carmena. No es que Óscar Puente sea el más querido en su partido (de hecho el propio Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, huye de él siempre que puede), pero sí que parece que tiene «atrincherada» una candidatura municipal en la que prevé ocultar bajo la alfombra algunas de las «perlas» que vienen para los vallisoletanos. Óscar Puente quiere su «Valladolid Central» con una zona de bajas emisiones que cruja el bolsillo a todo diésel despistado que se cuele por ahí. Un estudio encargado por el Consistorio deja claro no solo que lo llevarán a cabo, sino que Puente prevé engordar el dinero de la administración con hasta 50 multas diarias. El alcalde más polémico y deslenguado ya se relame con la idea de un «Valladolid Central» que haga en nombre del medio ambiente que las cuentas mejoren.

Por supuesto, Óscar Puente está solo. No tiene una buena relación con el partido. La mala noticia para el alcalde es que ya no podrá meter en el centro de la ciudad ese Mercedes Clase G 63 AMG que le prestó un amigo para darse una vuelta. La buena es que ese estudio de impacto económico que ha encargado el Ayuntamiento deja claro que se impondrán a los vallisoletanos (y a algún despistado que vaya de turismo) hasta 50 multas diarias que ayudarán a cuadrar las cifras del Consistorio. Es una decisión polémica que, por supuesto, el equipo de Óscar Puente quiere ocultar bajo la alfombra hasta después de las elecciones. La idea es crear un «Valladolid Central» inspirado en Manuela Carmena, aunque lo que trae detrás es dinero para las arcas municipales.

Puente vivió la semana pasada un auténtico momento incómodo cuando todo el PSOE, incluido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, huyó de él. Aún así, y pese a que en su propio partido no hay nadie que le quiera como candidato, lo cierto es que Puente ha conseguido atrincherarse en el poder y apuntalar su posición al frente del PSOE en Valladolid. Pero sabe que es su última legislatura como líder de la formación progresista en su ciudad. No tiene más recorrido, pero su legado será el de imitar a Manuela Carmena en forma de multas.

El estudio de impacto económico encargado por el Ayuntamiento de Valladolid ha sido tan polémico que desde el Consistorio se están esforzando en esconderlo. No es que vayan a cuadrar las cuentas de golpe, pero sí que ayudará a empujar en pos del medio ambiente las cifras que presente en sus cuentas anuales el propio Ayuntamiento que rige Óscar Puente. Desde este estudio se estima nada menos que recaudarán en torno a 2,2 millones de euros anuales gracias a los despistes de los ciudadanos que entren en la zona de bajas emisiones sin darse cuenta. El «Manuela Carmena» vallisoletano no conseguirá recaudar tanto como en Madrid, ni por asomo, pero sí que conseguirá hacerse con un buen pico gracias al cambio climático.

PEDRO HUYE DE ÓSCAR PUENTE

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha sorprendido a todos persiguiendo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con una bicicleta. No es que los socialistas tengan miedo a los carriles bici de la ciudad castellanoleonesa, sino que tienen algo de pánico a la idea de que aún no se hayan visto represalias visibles contra Óscar Puente después de las 1.001 polémicas que le han salpicado. En Ferraz están visiblemente molestos con el hecho de que el líder socialista le haya dado visibilidad en la precampaña electoral. Es cierto que se han esforzado en ocultarle y que le han dado toques de atención por su actitud deslenguada. Por todo esto, Sánchez «hizo el vacío», según cuentan fuentes del partido, a Puente en un acto socialista en la capital.