miércoles, 29 mayo 2024

La Cancillería venezolana continúa promoviendo a grupos chavistas a favor de Alex Saab en España

La reconciliación entre la dictadura de Nicolás Maduro y el Gobierno de Pedro Sánchez tiene a las máximas autoridades del régimen venezolano más activas que nunca con la agenda internacional a través de la Cancillería, que se está encargando de promover a grupos chavistas en la península, para que defiendan al empresario colombiano Alex Saab que está siendo juzgado por Estados Unidos por sus negocios de presunto lavado de dinero a través de negocios hechos con Venezuela.

El pasado 30 de enero un grupo de por lo menos 30 organizaciones que están a favor del chavismo, emitieron un pronunciamiento en defensa del empresario colombiano, a quien llaman diplomático venezolano, vendiendo la tesis que promueve el régimen venezolano de que está secuestrado por las autoridades de Estados Unidos.

El comunicado, que llevaba por título «Alex Saab, preso político del capitalismo» a través del Movimiento de Solidaridad con la Revolución Bolivariana, en el cual exigen a Estados Unidos que Saab sea dejado en libertad, con la excusa de que se trata de un diplomático venezolano. Saab fue detenido en julio de 2020 en Cabo Verde, por una solicitud de extradición por parte de Estados Unidos.

El comunicado que hicieron los grupos chavistas que operan en el país fue publicado por la Cancillería de Venezuela, que está ahora en manos de Yván Gil, quien hasta hace cuatro meses estuvo como encargado de negocios de la embajada de Venezuela en España y que fue relevado por la embajadora Coromoto Godoy, quien fue enviada directamente por Nicolás Maduro, por la cercana «amistad» que tiene con el dictador venezolano.

Entre Gil y Godoy están encargados de reactivar la agenda diplomática del régimen de Nicolás Maduro en el ámbito internacional y en especial en Europa, pues tienen interés de que la Unión Europea reciba al mandatario venezolano y levanten las sanciones contra los funcionarios de la dictadura, que están penalizados desde 2017.

“Desde el Movimiento de Solidaridad con la Revolución Bolivariana exigimos la libertad inmediata de Alex Saab y todos los presos políticos del imperialismo. No es delito luchar contra la explotación, la opresión y las medidas ilegales e ilegítimas del sistema capitalista”, reclaman los firmantes en el texto.

Sin embargo, esta no es la primera vez que organizaciones políticas de chavistas se manifiestas en España a favor del empresario venezolano, pues desde el régimen de Nicolás Maduro y sus funcionarios en el país se han encargado de presionar para procurar la liberación de Saab, quien fue extraditado en octubre de 2022, pese a todos los intentos de la dictadura venezolana de presionar para que fuera liberado.

Ya desde el año pasado la propia cónsul de Venezuela en Bilbao, Glenna Cabello, que es hermana de Diosdado Cabello, el número dos del chavismo, se encargo de promover una serie de actividades para defender a Alex Saab, quien también ha sido señalado por las autoridades de Estados Unidos de ser el principal testaferro de Nicolás Maduro.

Bajo el lema #FreeAlexSaab, los miembros del chavismo han desarrollado toda una estrategia internacional para lavar la imagen de este empresario, que mediante toda una trama corrupta con el régimen de Nicolás Maduro, se encargó de importar a Venezuela alimentos de baja calidad y combustible, desde 2016, cuando comenzó la crisis económica en el país caribeño. El último episodio de esta novela política del chavismo ha sido la proyección de un documental sobre la vida y obra de este personaje, que ocurrió el pasado 14 de diciembre en la sede del consulado de Venezuela en Bilbao.

«Las organizaciones del Movimiento de Solidaridad con la Revolución Bolivariana, denunciamos con toda firmeza el doble secuestro sufrido por el diplomático venezolano Alex Saab, detenido en Cabo Verde y deportado también ilegalmente a Estados Unidos, siguiendo instrucciones del gobierno estadounidense», dice el comunicado emitido por las organizaciones chavistas en España, promovidas por la Cancillería venezolana.

Desde que Alex Saab fue capturado en el país africano en junio de 2020, los funcionarios de la dictadura chavista se han encargado de mover todas sus influencias alrededor del mundo para denunciar la captura de este empresario colombiano y hacer ver como que se trató de un secuestro por parte de las autoridades norteamericanas, como represalia contra el régimen de Nicolás Maduro y todo parece indicar que el activismo en España estará más activo que nunca, debido a que la diplomacia venezolana ahora está en manos de un funcionario que conoce muy bien cómo se mueve la política socialista del Gobierno de Pedro Sánchez, debido a la experiencia que obtuvo en el país como encargado de negocios en la época en la que España todavía no se reconciliaba con el régimen venezolano.