sábado, 18 marzo 2023

La extensión del Gobierno de Pedro Sánchez acaba «confundiendo» a la ministra de Países Bajos

El Gobierno de Pedro Sánchez puede «presumir» de ser uno de los más extensos que se recuerdan dentro de la Historia de España. Y es que, a pesar de la actual situación de crisis que vive el país desde la llegada de la pandemia del coronavirus en 2020, el Ejecutivo del presidente socialista cuenta con 22 ministerios. Departamentos que en muchas ocasiones parecen «robarse» competencias entre sí, hasta el punto de haber creado confusión entre los ministros de otros países del entorno europeo. Entre ellos, Países Bajos, cuya ministra de Asuntos Sociales y Empleo, Karien Van Gennip, parece haber tenido un pequeño conflicto a la hora de reunirse con sus homólogos españoles.

Tras las polémicas elecciones generales de 2019, Pedro Sánchez llegaba al Gobierno de España gracias a un acuerdo de coalición con Podemos. Llegada del presidente socialista a la Moncloa que generaba el Gobierno de España más extenso que se recuerda en la historia reciente del país, con la creación de hasta 22 ministerios, a repartir entre titulares de ambas formaciones políticas.

Una extensión del Ejecutivo que no tardaba en sembrar la polémica en la opinión pública española, así como entre los partidos de la oposición. Especialmente, tras la llegada del coronavirus al país, que provocaba una brutal crisis económica en España que, sin embargo, no hacía que Pedro Sánchez tomara la decisión de reducir el número de ministerios a su cargo. Una reducción que tampoco se producía a pesar de que algunos de estos departamentos ministeriales acabasen teniendo problemas de competencias entre los diferentes ministerios, como es el caso del Ministerio de Universidades y el Ministerio de Educación.

Situación que parece que no sólo se ha convertido en un conflicto para los propios ciudadanos españoles, sino que también parece crear confusión entre los responsables políticos de otros países. Especialmente, en Países Bajos, donde la multiplicidad de los ministerios de Pedro Sánchez parece haber creado un pequeño «problema de agenda» para la ministra de Asuntos Sociales y Empleo de Países Bajos, Karien Van Gennip.

LA MINISTRA DE PAÍSES BAJOS, CON «PROBLEMAS DE AGENDA»

Y es que la ministra de Asuntos Sociales y Empleo de Países Bajos, Karien Van Gennip, ha visitado esta semana España, con el fin de reunirse con sus homólogos para tratar diferentes temas en relación a la situación económica y laboral de los países, y la relevancia de España de cara a la presidencia europea de la UE que arrancará en julio.

«El diálogo social, la democracia en el trabajo y la economía social serán tres de los ejes de la cartera de Trabajo» han destacado desde el departamento de Yolanda Díaz ante el encuentro con la ministra de Países Bajos. Así pues, la ministra de Trabajo era una de las primeras en reunirse con la visitante de Países Bajos en Madrid, después de un encuentro formal entre Van Gennip y la CEOE.

«La Europa Social que ha surgido con la pandemia es muy relevante para el futuro del bloque europeo. De cara a la presidencia europea estamos trabajando ya para poner el acento en el Diálogo Social y la Economía social» defendía Díaz. Un «trabajo» en el que, sin embargo, las ministras no contaban con la presencia del ministro José Luis Escrivá, quien parecía querer evitar una reunión cara a cara con Yolanda Díaz, posponiendo su encuentro con la ministra de Países Bajos hasta unas horas más tarde, a pesar de que los temas a tratar entre ambos parecían, a primera vista, muy comunes a los intereses de la ministra de Trabajo.

Duplicidad de reuniones con los departamentos laborales y sociales del Gobierno en las que, sin embargo, Karien Van Gennip no se ha reunido con la responsable de Asuntos Sociales del Ejecutivo, Ione Belarra. Algo que parece demostrar las complicaciones de los representantes extranjeros por conocer quiénes son sus homólogos dentro del extenso Gobierno de Pedro Sánchez.

UNA «PRUEBA DE FUEGO» PARA ESPAÑA

Una visita de Países Bajos a España que podría tener gran relevancia para el Ejecutivo nacional. Y es que el país ha sido uno de los más exigentes de cara a la puesta en marcha de los Fondos Next Generation entre los países miembros de la Unión Europea. Una exigencia que sigue muy presente dentro del gobierno del país, preocupado por cuestiones de relevancia económica internacional como puede ser la gestión de las pensiones, o la reforma de las cotizaciones de autónomos.

Una situación que podría hacer que España volviera al punto de mira de la Unión Europea debido al gasto de los Fondos Next Generation de los últimos meses. Y es que, tal y como se ha advertido desde la Comisión europea, parece que este gasto por parte del Gobierno nacional no ha implicado una reactivación de la economía española. Algo que ha hecho que Europa ponga el foco en el supuesto «despilfarro» del Ejecutivo de los fondos, en plena crisis económica del país.