jueves, 30 mayo 2024

Montero responde a Llop que «no es fácil probar en un juzgado la violencia»

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha respondido este miércoles a la titular de Justicia, Pilar Llop, en relación a la Ley del solo sí es sí, que «no es fácil probar en un juzgado la violencia».

«Muchas veces se producen agresiones sexuales en las que no media violencia porque la víctima se queda paralizada», ha explicado Montero en una entrevista en TVE   en alusión a las declaraciones realizadas por la titular de Justicia en las que afirmaba que «con una herida ya se puede probar que ha habido violencia» en el caso de una agresión sexual.

Montero ha mostrado su disposición a negociar una «respuesta unitaria» a la crisis provocada por la reforma de la Ley del ‘solo sí es sí y a la subida de penas, pero ha puesto el límite en «la vuelta al modelo del Código Penal de la Manada».

La titular de Igualdad ha rechazado «un modelo en el que las mujeres tengan que probar con heridas en los cuerpos la violencia que los agresores han ejercido, a que si tienen una heridita pequeña se las cree un poquito más que si no tienen, que si tienen un desgarro se las cree más y ya si llegan con una herida enorme entonces es cuando ya las tenemos que creer».

Para Montero, «el Estado cree a las víctimas de agresiones sexuales aunque no presenten signos de violencia, aunque no se hayan resistido y aunque el maltratador o agresor sexual no haya ejercido violencia porque simplemente con que no haya consentimiento ya hay agresión sexual, ese es el cambio de paradigma», ha indicado la titular de Igualdad quien ha reiterado su voluntad de continuar en el Ministerio. «Voy a estar aquí para que el consentimiento esté en el centro», ha añadido la ministra, aunque ha admitido que no le gustaría que fuese «pase lo que pase y que con los votos del PP y VOX se vuelva al modelo anterior»

La ministra ha precisado que las «discrepancias» con la parte socialista del Gobierno son «políticas, no técnicas» y ha expresado su convicción de «mantener el cambio de paradigma» que recoge la ley del solo sí es sí.

«Todas la leyes feministas han implicado discrepancias y se han trasladado al Congreso y al Senado. Ni siquiera cuando conseguimos que haya una conquista de derechos que se registra en el Boletín Oficial del Estado, eso se consolide como derecho y no se pueda volver atrás», ha advertido la dirigente de Unidas Podemos.

Irene Montero ha asegurado «compartir la preocupación» por los efectos de la Ley del solo sí es sí. «Nos estamos haciendo cargo de ese dolor de ese sobrevictimización de las mujeres y la preocupación del conjunto de la sociedad y siempre he intentado preservar que pudiesemos dar una respuesta unitaria dentro del gobierno», pero, ha añadido Montero, «esta ofensiva no se puede saldar con una vuelta al modelo penal anterior que supone un calvario probatorio donde sólo el 8% de las mujeres que sufrían agresiones sexuales denunciaban».

Montero ha vuelto a rechazar, además, que «la ley esté mal hecha» y ha recordado que «solo hace unos un juez ha mantenido la pena a uno de los agresores de La Manada».

Irene Montero también se ha referido a la sintonía con la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en relación al solo sí es sí y ha asegurado que está manteniendo «conversaciones permanente». Ha declinado, no obstante, responder sobre la opinión de Yolanda Díaz: «Yo creo que se lo tienen que preguntar a ella que es quien mejor lo puede expresar».