jueves, 20 junio 2024

Hacienda cobra casi cuatro veces más a los autónomos en la tarifa reducida

Los autónomos se encuentran en el punto de mira del Gobierno y, en concreto, del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, desde hace tiempo. Cada vez son más los cambios que deben asumir y llevar a cabo, si no quieren ser multados. El año 2023 no ha comenzado de la mejor manera para estos trabajadores por cuenta propia, dado que cada vez son más los gastos que se ven obligados a asumir. El último episodio ha estado marcado por el cobro de la tarifa reducida o tarifa plana, un gasto que en principio debería ser de 80 euros, pero durante este mes de enero se ha disparado. Tal es el «sablazo» que han sufrido los autónomos que esta cifra se ha llegado a multiplicar casi por cuatro, pasando de 80 a 295 euros. Lo que está claro es que los autónomos no han comenzado el año de la mejor manera y el 2023 se torna complicado para ellos.

Durante el mes de enero los autónomos han recibido un «sablazo» en lo que respecta a un tipo de tarifas que deben pagar a la Seguridad Social. Se trata de la tarifa reducida o tarifa plana la cual supone un coste mensual de 80 euros, y de la que se puede disfrutar durante uno o dos años. Sin embargo, los que se han dado de alta en el mes de enero han experimentado coste muy por encima del habitual. Tal es el caso que el coste ha sido casi cuatro veces por encima del normal. De esta forma, los nuevos autónomos en lugar de abonar 80 euros se han visto obligados a pagar 295 euros. Y no solo los nuevos sino todos los autónomos que tributan bajo esta tarifa.

Así, los trabajadores por cuenta propia están, de nuevo, en pie de guerra contra el Gobierno por un pago cuantioso que no se corresponde con lo que venían abonando hasta ahora. De momento, el Gobierno ha entonado el «mea culpa» y ha destacado que devolverá la cantidad que no corresponda. Lo que no está demasiado claro es cuando se llevará a cabo dicho pago, dado que no está claro que se vaya a producir en febrero la devolución, como esperan estos trabajadores por cuenta propia. De momento, han destacado que la devolución se llevará a cabo, aunque no han precisado cuando se producirá.

Y es que, desde hace tiempo los autónomos están siendo sometidos a cuantiosas cantidades de dinero. El problema es que durante este 2023 se han incrementado todavía más las cuotas a los trabajadores por cuenta propia. La ley de protección de datos que obliga a los empresarios a subcontratar a una empresa, que cobra de forma anual. A ello se suma la factura electrónica que deben asumir estos empresarios. Y, ahora, una tarifa reducida o plana muy por encima de la habitual. Lo que está claro es que el departamento que dirige José Luis Escrivá, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones no ha dejado de perjudicar a este colectivo de trabajadores cada vez que ha tenido ocasión.

Esto se debe a que sabe que no tiene nada que hacer con dicho grupo de trabajadores, sabe que no se encuentran, por norma general, entre su nicho de votantes y por tanto no podrán rascar ningún voto. Por este motivo, prefieren destinar sus esfuerzos a los jubilados y los funcionarios y aprobar en su favor distintas medidas como la subida de los salarios y las pensiones las cuales afectan directamente a ambos grupos de ciudadanos.

LOS AUTÓNOMOS NO HAN DEJADO DE SER CASTIGADOS POR EL GOBIERNO

José Luis Escrivá no ha dejado de castigar a los autónomos. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones sabe que este grupo de trabajadores no es un nicho de votantes para el PSOE y por este motivo, no le importa aprobar medidas que les perjudiques. El año 2023 se prevé como un ejercicio difícil para estos trabajadores por cuenta propia, dado que cada vez son más los gastos que se ven obligados a asumir y en el caso de no llevar a cabo estas medidas deberán asumir una serie de multas. Entre las cuestiones que deben hacer frente se encuentra la Ley de Protección de Datos, esta normativa obliga a los empresarios a subcontratar a una empresa, que cobra de forma anual. Y, en el caso de no contar con este protección, será sancionado por incumplimiento de la ley. Así, los autónomos continúan siendo castigados por José Luis Escrivá a quien solo le importan los jubilados y sus pensiones.

A ello se suma que para los autónomos ya no es suficiente con una factura física para clientes, sino que a partir de ahora será obligatoria una factura electrónica. Además, en el caso de no llevar esta medida a cabo los autónomos se pueden enfrentar a multas que ascienden hasta los 10.000 euros. Todo ello por la puesta en marcha de la Ley de creación y crecimiento de empresa, que está levantando ampollas entre los empresarios.