El truco para hacer una pizza light más rica que las de restaurante italiano

La pizza es un plato sabroso y económico que le gusta a prácticamente todo el mundo. Sin embargo, dependiendo de sus ingredientes puede ser una comida poco recomendable. Por ejemplo, las pizzas que ya vienen preparadas o que se adquieren en grandes cadenas de alimentación, son muy apetitosas, pero contienen un montón de ingredientes que dan como resultado un bocado hipercalórico y cargado de grasas malas. Es por culpa de estas recetas mal pensadas que esta receta italiana ha entrado en la lista negra de lo que se considera como comida basura.

MONTAR, HORNEAR Y DISFRUTAR

pizza fina Moncloa

Ya solo queda montar la pizza. Lo primero es extender en la base una cucharada de tomate triturado (siempre mejor que sea natural, o una salsa de tomate casera). Después las llevamos al horno, precalentado a 200ºC, y dejamos que se cocinen entre 8 y 10 minutos. Después de eso las sacamos y distribuimos por encima la mozzarella light, las anchoas, las aceitunas y las alcaparras y horneamos durante 5 o 6 minutos más hasta que esté el queso bien gratinado. Ya tenemos una pizza light deliciosa y sana.