miércoles, 29 mayo 2024

La Audiencia de Madrid juzga este lunes a un hombre por usar perfiles falsos en redes sociales para abusar de menores

La Audiencia Provincial de Madrid acoge este lunes el inicio del juicio contra un hombre que se hacía pasar por una niña menor de edad en distintos perfiles de redes sociales para ganarse la confianza de otras chicas y enviarles y recibir imágenes de contenido sexual.

El juicio arrancará a partir de las 10 horas en la Sección Cuarta de la Audiencia y la Fiscalía solicita para el acusado 18 años de prisión por cinco delitos de exhibicionismo y provocación sexual, un delito de producción de pornografía infantil, así como un delito de abuso sexual con una menor, a la que realizó tocamientos y envió fotografías de sus órganos sexuales.

Asimismo, la Fiscalía le imputa otros delitos relativos al uso de Internet, del teléfono o de cualquier otra tecnología de la información y la comunicación para contactar con un menor de dieciséis años y realizar actos dirigidos a embaucarle para que le facilite material pornográfico o le muestre imágenes pornográficas en las que se represente o aparezca un menor.

Según el relato de la Fiscalía, el acusado llegó a utilizar hasta ocho perfiles de Instagram distintos para contactar con las menores, se ganaba su confianza y les remitía fotografías de contenido sexual.

En concreto, V.M.G.G. contactó con hasta cinco menores entre 2018 y 2019 con este mismo ‘modus operandi’. A través de estos perfiles, en varias ocasiones, solicitaba a las menores que le enviaran fotografías de ellas de naturaleza sexual. En uno de los casos, además, llegó a quedar con una de las chicas, a la que realizó tocamientos.

En el momento de la detención, en su móviles se localizaron ocho perfiles de Instragram distintos, fotografías y vídeos de carácter sexual, tanto de él como de las chicas.

Además, el Ministerio Público reclama la prohibición de comunicación con las menores por medio verbal, escrito o telemático por tiempo de diez años y cantidades de 5.000 euros para cada una de ellas, 15.000 en el caso de la menor con la que llegó a quedar, en concepto de daños morales.