Trucos infalibles para que tu casa huela siempre bien

Los olores forman parte del hogar y nos hacen sentir bien: el olor de un bizcocho recién hecho, el de la ropa recién lavada, el del baño tras la ducha… Sin embargo, para mantener una casa con un aroma agradable hay que hacer un pequeño esfuerzo, ya que hay estancias que son propensas a acumular malos olores, debido simplemente al uso cotidiano. Siendo algunas rutinas de limpieza, ventilación y utilizando los ambientados adecuados, podemos mantener nuestra casa libre de olores molestos y suavemente aromatizada con las fragancias que más reconfortantes nos resulten. ¿Cómo conseguir que nuestra casa huela siempre bien? Es fácil si se siguen los siguientes consejos.

LO PRIMERO ES LA LIMPIEZA

casa

Para que una casa huela bien lo primero es mantenerla limpia. Esto no quiere decir que haya que dedicarle horas a diario para que esté impecable, pero sí unos minutos para evitar que la suciedad se vaya acumulando. Basta con limpiar el polvo de las superficies, barrer y fregar cada pocos días, además de tener la casa lo más recogida posible, precisamente para esta limpieza básica sea más eficaz. También es importante, por salud, higiene y bienestar, ventilar todos los días para que corra un poco el aire por todas las estancias. Con 10 minutos es suficiente.