La magia del pepino para unas mascarillas caseras que te dejan la piel nueva

El pepino es mucho más que un vegetal rico en agua que nos refresca en el verano en ensaladas y en el gazpacho. Es un alimento que aporta antioxidantes y tiene beneficios antiinflamatorios. Gracias a esto, es un ingrediente natural que se puede aplicar de forma tópica en forma de mascarilla para hidratar, limpiar, suavizar y aliviar la irritación. Además, es un gran aliado para la piel grasa y para la piel dolorida tras una larga exposición al sol. Además de usar dos rodajas de pepino para calmar los ojos y disminuir las ojeras, también podemos preparar maravillosas mascarillas nutritivas en nuestra propia casa.

CONSEJOS CON LAS MASCARILLAS CASERAS

ingredientes Moncloa

Además, podemos mezclarlos con otros ingredientes interesantes para lograr distintos tratamientos, según las necesidades de nuestra piel. Si hacemos una mascarilla casera, es importante que esté a temperatura ambiente antes de aplicarla. Además, hay que utilizarla de inmediato y no reservar una parte para otro día, ya que al ser totalmente natural, no contiene conservantes y pueden proliferar bacterias y dar lugar a alguna irritación o infección. Teniendo estos puntos en cuenta, toma nota de estas recetas que te dejarán una piel de ensueño.