miércoles, 19 junio 2024

Formación laboral, beneficios de los itinerarios modulares personalizados

Un plan de formación bien diseñado no solo ayuda a los trabajadores a mejorar sus habilidades y conocimientos, sino que también aumenta la satisfacción en el trabajo y la retención de talentos en la compañía. Establecer un sistema de desarrollo para los trabajadores de una empresa es esencial para el crecimiento y éxito a largo plazo de una organización.

En ese sentido, la creación de programas formativos modulares que se adapten a las necesidades del negocio y del trabajador ofrece ventajas adicionales.

Así lo explican desde AdelantTa, consultoría de Recursos Humanos especializada en formación para empresas. “Establecer un sistema de desarrollo profesional para los empleados permite a la empresa contar con una fuerza laboral bien capacitada y lista para asumir nuevas responsabilidades y desafíos”, explica Juan Carlos Sánchez, director de la organización. Los trabajadores que sienten que su empresa está invirtiendo en su desarrollo y crecimiento profesional son más propensos a sentirse motivados y comprometidos con su trabajo, lo que se traduce en una mayor retención de empleados y reducción de costes por rotación de personal.

Programas formativos modulares adaptados a cada empleado

Por otro lado, la creación de programas formativos modulares que se adapten a las necesidades de la empresa y del trabajador ofrece ventajas adicionales, como adquirir habilidades específicas en áreas importantes para el negocio en un determinado momento.

Estos módulos, o unidades mínimas de aprendizaje, permiten construir itinerarios formativos totalmente personalizables que aporten una visión transversal y completa de diferentes áreas del negocio, pudiendo adaptarse a diferentes niveles de habilidad y experiencia. Tal y como explican desde la consultora, al tratarse de microaprendizajes cortos, compatibilizan muy bien con las jornadas laborales y fomentan la participación de los empleados.

“Este tipo de formaciones aportan un valor añadido importante al poder adaptar la duración del programa a las necesidades del cliente y tocar áreas de conocimiento muy variadas. Por ejemplo, esto es muy interesante si queremos ofrecer una visión global de negocio a perfiles de mando intermedio, o buscamos reforzar habilidades concretas con un programa orientado a la rápida aplicación de conocimientos al puesto de trabajo”, explica Vanesa Velasco, directora de Operaciones de AdelantTa.

Precisamente, uno de los clientes de AdelantTa – un referente en el sector de los ascensores a nivel nacional – ha puesto en marcha el pasado mes de febrero un ambicioso proyecto formativo en el que participan varios responsables de departamento y gerentes, cuyo objetivo es obtener un conocimiento transversal de todas las áreas de las que se compone el negocio para, de este modo, fomentar el crecimiento profesional de los empleados y la compañía.

En este contexto, establecer un sistema de desarrollo para las personas trabajadoras de una empresa es fundamental para el éxito a largo plazo de la organización. Un sistema de desarrollo bien diseñado no solo ayuda a los trabajadores a mejorar sus habilidades y conocimientos, sino que también aumenta su satisfacción en el trabajo y promueve la eficiencia, la efectividad y la capacidad de adaptarse a diferentes niveles de habilidad y experiencia.

6416d3ebb9ca5 Moncloa