lunes, 17 junio 2024

Satse pide a la sanidad privada que «no se esconda tras consultores» para rechazar la Ley de Seguridad del Paciente

El Sindicato de Enfermería (Satse) ha pedido a la patronal de la sanidad privada que «no se esconda tras bufetes o consultores privados» para expresar su rechazo a la Ley de Seguridad del Paciente, a través de «informes de parte hechos ‘ad hoc’ para el cliente que los encarga y abona cumplidamente».

Así, Satse pide a la patronal de la sanidad privada que le ponga «siglas y cara» a aquel que es «contrario a preservar y garantizar la seguridad del paciente y la calidad asistencial de manera óptima en los hospitales privados, a través de una ley que lo que busca es prestar una mejor atención sanitaria y cuidados a los pacientes».

Así, recuerdan que muchos de estos pacientes proceden de la sanidad pública a través de conciertos «por los que la sanidad privada recibe sus correspondientes e importantes aportes económicos».

En este sentido, Satse asegura que quiere «tranquilizar» a la patronal de la sanidad privada al respecto de cuestiones que expresa «algún informe» de consultores privados a los que le ha encargado el mismo y que hacen referencia a aspectos de índole constitucional o de competencia autonómica.

Satse resalta que dichas cuestiones ya fueron resueltas en su momento por los grupos políticos y los legisladores con motivo del Real Decreto 132/2010 de 12 de febrero para el establecimiento de las ratios en el ámbito educativo y en el que también se vieron afectados los centros privados y/o concertados.

Por tanto, la organización sindical asevera que «no hay nada nuevo que no esté resuelto o se pueda resolver de la misma manera que se resolvió en 2010 para educación, mientras presidía el Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y que contó con el respaldo de todos los grupos políticos».

«Llama la atención que la patronal de la sanidad privada se esconda en informes privados ‘ad hoc’ para ir en contra de una Proposición de Ley que solo aporta beneficios al paciente, ya sea atendido en la sanidad pública o en la sanidad privada», afirman desde la organización sindical, para añadir que entienden que «la persona enferma ha de ser atendida y cuidada en rangos de plena igualdad y no discriminación negativa cuando es intervenida quirúrgicamente en un hospital privado».

OBJETIVO PRIORITARIO TAMBIÉN DE LA SANIDAD PRIVADA

Así, Satse señala que una empresa privada del sector sanitario «tiene derecho legítimo» a la búsqueda de negocio y beneficio económico, «pero no debe olvidar nunca que el mismo es generado como consecuencia de la enfermedad de las personas que necesitan recuperar su salud y hacerlo con los mayores rangos de seguridad y calidad, que es lo que ofrece y garantiza la Ley de Seguridad del Paciente», insisten. A juicio de Satse, «debería ser objetivo prioritario de la patronal de la sanidad privada, en lugar de rechazarla y combatirla con tanta vehemencia».

Por otro lado, la organización sindical subraya que distintos informes y análisis a nivel mundial y europeo, como, por ejemplo, el Eurobarómetro 2021 de la Comisión Europea, el informe de Eurostat ‘Quality of life’ o los de ‘Social Progress Imperative’ o de ‘US News-World Report’ concluyen que, entre los países con mayor calidad de vida y proceso social, se encuentran Suiza, Noruega, Finlandia, Islandia, Alemania e Irlanda, los cuales son los que tienen en Europa un mayor número de enfermeras (desde 12 hasta 18 enfermeras por 1.000 habitantes), mientras que en España la cifra es de 5,9 enfermeras por 1.000 habitantes.

Al respecto, el sindicato resalta que la apuesta prioritaria de estos países por ofrecer una «óptima» atención sanitaria y cuidados, al propiciar un número adecuado de enfermeras, es «un factor determinante y esencial» a la hora de proporcionar una mayor calidad de vida y bienestar integral al conjunto de su población.

En cuanto a otras cuestiones como que en algún país, como por ejemplo Alemania, se puedan generar ciertas dificultades al exigir su normativa un número máximo de pacientes por enfermera y su posible traslado a España de estas circunstancias con la Ley de Seguridad del Paciente, tales como la falta de disponibilidad de enfermeras en el mercado laboral o la afectación presupuestaria en los centros sanitarios, Satse asevera que dichas cuestiones «quedan totalmente resueltas con una mera planificación», tal y como ya se hizo en 2010 con el Real Decreto de ratios máximos de alumnos por profesor en todos los centros educativos.

Por último, Satse alerta de la «precariedad laboral y retributiva» que sufren en muchos hospitales de la sanidad privada los enfermeros, fisioterapeutas, técnicos en cuidados auxiliares de enfermería, celadores y los administrativos, entre otros.