lunes, 17 junio 2024

Desarticulada una organización criminal dedicada a estafar telemáticamente a empresas de Toledo, Albacete y Cuenca

La Guardia Civil ha detenido a tres personas e investigado a otras siete en las Comunidades Autónomas de Cataluña, Madrid, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Castilla y León como presuntos miembros de una organización criminal dedicada a estafar telemáticamente a empresas en Toledo, Albacete y Cuenca alrededor de 300.000 euros.

Según han informado este miércoles, se han esclarecido 15 estafas telemáticas y se han analizado más de 100 cuentas bancarias.

La operación se inició en noviembre del pasado año a raíz de la denuncia de un empresario de la provincia de Ávila por estafas de 31.000 euros a su cuenta bancaria. A partir de ahí los agentes detectaron que se estaba realizando la misma operación en diferentes puntos de España y que se trataba de una organización criminal compuesta por 10 personas.

UTILIZABAN A PERSONAS CON DIFICULTADES ECONÓMICAS

Los líderes de la organización utilizaba a personas vulnerables con dificultades económicas para que abrieran cuentas a su nombre con las que poder transferir y extraer el dinero, adquirían los datos personales y las claves de sus víctimas de forma fraudulenta y cuando tenían acceso a los terminales de estas, realizaban duplicados de las tarjetas SIM.

«Como los titulares de las líneas telefónicas se quedaban sin servicio, aprovechan el momento en que sus víctimas no podían utilizar sus dispositivos móviles, para emitir transferencias bancarias y sustraer dinero», han explicado desde la Guardia Civil.

Posteriormente, la organización utilizaba a terceros para que sacaran el dinero y se lo entregaran en mano y en efectivo a cambio de un préstamo económico que posteriormente tenían que devolver.

3 DETENCIONES Y 7 INVESTIGADOS

El pasado febrero, los agentes de la Guardia Civil localizaron a dos de los cabecillas en una vivienda de alquiler vacacional en Valencia y procedieron a su detención, durante la cual, uno de ellos intentó huir saltando por un balcón desde un tercer piso y el otro agredió a dos guardias civiles ocasionándoles graves lesiones. Además, se incautaron varios dispositivos móviles, así como tarjetas SIM y 1.000 euros en efectivo.

Tras el análisis de los dispositivos, los agentes descubrieron que habían estado extorsionando a unas 90 personas mediante llamadas telefónicas en las que les solicitaban diferentes cantidades de dinero y si las víctimas no accedían, procedían a amenazarles con agresiones físicas, haciéndose pasar por personas de Europa del Este.

En marzo de este año lograron detener en Hospitalet de Llobregat (Barcelona) a una mujer, la tercera líder. Posteriormente, los agentes han localizado e investigado a las siete personas utilizadas por la trama para que les entregaran el dinero en efectivo en las localidades de San Andreu de la Barca (Barcelona), Salou (Tarragona), Ciudad Real y Madrid.

La operación ha sido desarrollada por el EDITE (Equipo de Investigación Tecnológica) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ávila, con el apoyo de la UCO (Unidad Central Operativa), las Unidades Orgánicas de Policía Judicial de la Guardia Civil de Barcelona, Tarragona, Ciudad Real y el GRS (Grupo de Reserva y Seguridad) de la Guardia Civil de Valencia.