Raquel Sánchez acusa al Govern de no cumplir con Rodalies y no ve «posible» el traspaso integral

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha acusado a la Generalitat de no cumplir con sus obligaciones en la gestión de Rodalies, después de asegurar que tiene la titularidad del servicio desde 2010, y ha avisado que el traspaso integral «no es posible».

Lo ha dicho en una entrevista en La 2 y Ràdio 4 de este jueves recogida por Europa Press después de que este miércoles la Generalitat manifestara su intención de hacer una auditoría propia sobre las causas de la avería de la R2 en Gavà (Barcelona), que provoca incidencias en la circulación de los trenes.

Ha abierto la puerta a acordar el traspaso de «determinados tramos que únicamente son de utilización intercomunitaria» y ha insistido en que las infraestructuras ferroviarias forman parte de una red estatal.

Asimismo, ha acusado al Govern de «hacer campaña» y le ha instado a que ratifique el contrato programa para establecer las obligaciones tanto del operador –Renfe– como las suyas en tanto que titular del servicio.

«Llevamos reclamando años y años que firme este contrato programa. La Generalitat de esto nunca habla y no explica a la ciudadanía qué razones tiene para no firmarlo», ha reprochado.

En contraposición, Sánchez ha aseverado que el Gobierno asume su responsabilidad con Rodalies e invierte «como nunca» en el servicio después de una década durante la que, a su juicio, no se hizo.

Ha ensalzado Rodalies como una red fiable y ha valorado que gestionar el servicio «desde Cataluña o desde una administración más cercana no garantiza un mejor servicio».

AVERÍA EN LA R2

La ministra de Transportes ha dicho que no entiende la «polémica generada artificiosamente» sobre las causas del incendio en un cuadro de señalización de Gavà (Barcelona), que restringe la circulación de trenes entre Sant Vicenç de Calders (Tarragona) y Barcelona.

En esta línea, ha asegurado que el relámpago al que señala el Gobierno como origen del fuego es una hipótesis y que cuando tengan la causa determinada lo explicarán, y ha garantizado: «Se debe a un caso fortuito, que no es predecible y que no se debe tampoco a una falta de inversión».

Ha sostenido que «en los próximos días» ampliarán el servicio alternativo por carretera ofrecido a los usuarios afectados –a los que se ha disculpado– y ha subrayado que el Ministerio no escatimará recursos para poner a su disposición todos los medios que sean posibles.

Se ha reafirmado en situar el horizonte temporal hasta la normalización del servicio en unas tres semanas, si bien ha confiado en «que sea antes».